Santoral Católico
Laudetur Iesus Christus, In sæcula sæculorum.

El santoral católico está compuesto por varones y mujeres, que la Iglesia Católica considera modelos de vida cristiana.

En el santoral católico, podemos encontrar a cualquier persona que haya fallecido en estado de santidad, independientemente de la causa de su muerte.

Ciertamente, a todas las personas que conforman el santoral  de la Iglesia Católica, se las considera dignas de veneración.

Es por ello, que al momento de canonizarlas, se instituye la festividad, en donde la feligresía tendrá la oportunidad de conmemorar al santo o a la santa canonizada.

TIEMPO PASCUAL

Importante Devoción Mariana

ORIGEN DE LA DEVOCIÓN El culto a la Virgen Dolorosa data del siglo XI. La Orden de los frailes de ...
Leer Más

El primer santo y la primera santa del santoral católico

San Ulrico Augsburgo fue el primer santo en ser canonizado, vivió durante el Siglo X, siendo canonizado por el Papa Juan XV, veinte años despues de su fallecimiento.

San Ulrico fue obispo dela Iglesia Católica y su fiesta es el4 de julio.

La primera santa en ser canonizada fue Santa Wiborada o Viborada de Saint Gall, Suiza, que fue una mujer, que formaba parte de una familia noble.

Santa Wiborada fue una mujer de vida muy austera y con dones proféticos, que sufrió el martirio.

La santa fue canonizada por el Papa Clemente II en el año 1047 y la festividad de Santa Wiborada se celebra cada 2 de mayo.

Grandes textos de Santos Católicos

San Agustín (Confesiones)

“Grande eres, Señor, y muy digno de alabanza; grande tu poder, y tu sabiduría no tiene medida. ¿Y pretende alabarte el hombre, pequeña parte de tu creación, y precisamente el hombre, que, revestido de su mortalidad, lleva consigo el testimonio de su pecado y el testimonio de que resistes a los soberbios?

Con todo, quiere alabarte el hombre, pequeña parte de tu creación. Tú mismo le excitas a ello, haciendo que se deleite en alabarte, porque nos has hecho para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti”.

San Juan de la Cruz (Llama de amor viva)

“Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya si quieres;
(rompe la tela de este dulce encuentro!”

Santa Teresa de Ávila (Libro de la Vida)

“Pues ya andaba mi alma cansada y, aunque quería, no le dejaban descansar las ruines costumbres que tenía.

Acaecióme que, entrando un día en el oratorio, vi una imagen que habían traído allá a guardar, que se había buscado para cierta fiesta que se hacía en casa.

Era de Cristo muy llagado y tan devota que, en mirándola, toda me turbó de verle tal, porque representaba bien lo que pasó por nosotros.

Fue tanto lo que sentí de lo mal que había agradecido aquellas llagas, que el corazón me parece se me partía, y arrojéme cabe Él con grandísimo derramamiento de lágrimas, suplicándole me fortaleciese ya de una vez para no ofenderle”.

San Francisco de Sales (Tratado del amor de Dios)

“Aunque el Espíritu Santo, como un manantial de agua viva, inunda por todas partes nuestro corazón, para derramar en él su gracia.

Sin embargo, no queriendo que ésta entre en nosotros sino por el libre consentimiento de nuestra voluntad, no lo vierte sino según la medida de su agrado y de nuestra disposición y cooperación”.

Santa Teresita del Niño Jesús

“Comprendí que todas las flores que él ha creado son hermosas, y que el esplendor de la rosa y la blancura del lirio no le quitan a la humilde violeta su perfume ni a la margarita su encantadora sencillez…

Comprendí que si todas las flores quisieran ser rosas, la naturaleza perdería su gala primaveral y los campos ya no se verían esmaltados de florecillas…

Eso mismo sucede en el mundo de las almas, que es el jardín de Jesús.

Él ha querido crear grandes santos, que pueden compararse a los lirios y a las rosas; pero ha creado también otros más pequeños, y éstos han de conformarse con ser margaritas o violetas destinadas a recrear los ojos de Dios cuando mira a sus pies.

La perfección consiste en hacer su voluntad, en ser lo que él quiere que seamos”…

Congregaciones con canonizados en el santoral católico

Doctrina Social de la Iglesia

La Doctrina Social de la Iglesia, establece principios para una sociedad más solidaria y más justa.
“La caridad es la vía maestra de la doctrina social de la Iglesia” ha señalado Benedicto XVI en Caritas in Veritate”. Leer más