Categorías
Santos

San Ramón Nonato

El patrono de las embarazadas.

Ramón Nonato fue un religioso mercedario del Siglo XIII, que fue extraído del útero de su madre muerta.

Además de las embarazadas, es el santo patrono de los partos, las parteras, niños y personas acusadas falsamente.

El religioso mercedario

De acuerdo al carisma de la orden, Ramón se entregó como rescatador de prisioneros.

El santo rescató a varios cristianos y estando prisionero dio testimonio de su Fe, lo que dio como fruto numerosas conversiones.

El tormento

Las numerosas conversiones provocadas por su predicación, hicieron enojar a sus carceleros, quienes los torturaron numerosas veces.

El más cruel de los tormentos que sufrió fue la perforación de sus labios con hierro candente para colocarle un cerrojo en su boca e impedir su prédica.

El rescate

San Pedro Nolasco le envió a otros religiosos de la orden para rescatarlo.

Al regresar a España en 1239, Ramón fue nombrado cardenal por el Papa Gregorio IX pero fallece cuando iba camino a Roma.

Su fiesta.

La festividad de San Ramón Nonato se celebra cada 31 de agosto.

ORACIÓN A SAN RAMÓN NONATO

¡Oh! Glorioso San Ramón, a cuyo poder sometió Dios la tierra y los elementos, la salud y la enfermedad, la vida y la muerte, hallando en vuestra poderosa intercesión, abogado las doncellas, sucesión las casadas, defensa los que se ven calumniados, cosecha los labradores, puerto los náufragos, redención los cautivos, vista los ciegos y fin todos los males; por aquel ardiente tuyo, deseo de recibir el Santísimo Sacramento, que obligó a Jesucristo a darte de sus benditas manos la sagrada Comunión, te suplico intercedas por mí para que merezca frecuentar este celestial convite, y recibirle por Viático al fin de mi vida, y sobre todo que pueda obtener la gracia especial que os pido y la eterna felicidad de la gloria.

Amén.

Oración a San Ramón Nonato para un feliz parto

Oh excelso patrono, San Ramón, modelo de caridad para con los pobres y necesitados, aquí me tenéis postrado humildemente ante vuestros pies para implorar tu auxilio en mis necesidades. Así como era vuestra mayor dicha ayudar a los pobres y necesitados en la tierra, socorredme, te suplico, oh glorioso San Ramón, en esta mi aflicción. A ti, glorioso protector acudo para que bendigas al hijo que llevo en mi seno. Protégeme a mí y al hijo de mis entrañas ahora y durante el parto que se aproxima. Te prometo educarlo según las leyes y mandamientos de Dios. Escucha mis oraciones, amante protector mío, San Ramón, y hazme madre feliz de este hijo que espero dar a luz por medio de tu poderosa intercesión.

Amén

Categorías
Santos

San Raimundo de Peñafort

El Santo Patrono de los Juristas Católicos.

San Raimundo de Peñafor fue un fraile dominico, que elaboró la compilación de las Decretales de Gregorio IX.

Por eso y la realización de otras obras canónicas, es considerado el patrono de los juristas.

El Ingreso a la Orden de Predicadores

Raimundo ingresó a la Orden de Predicadores en el año 1222 y pidió que le impusieran penitencias severas y oficios humillantes, porque pensaba que el orgullo era un peligro para el alma.

Pero sus superiores, le pidieron que se ocupara de investigar cómo responder a las difíciles preguntas sobre moral que los fieles presentaban.

Como fruto de ese trabajo, escribió la “Summa de casibus paenitentialibus”, que fue muy útil para los confesores y moralistas.

El Confesor del Papa

Su celo en la predicación, instrucción, confesión e inquisición, le valió ser nombrado por el Papa Gregorio IX, como su confesor.

Además, junto a las Decretales del Papa Gregorio IX y obras posteriores, compuso el Cuerpo de Derecho Canónico (Corpus Iuris Canonici), que se usó en la Iglesia Católica hasta la aprobación del Código de Derecho Canónico de 1917.

Al santo se le atribuyen muchos milagros, entre los que se destaca el uso de su capa como embarcación para llegar a Barcelona desde Sóller.

Al llegar, San Raimundo, tomó su capa, que estaba seca,  se la colocó  y se fue a su monasterio.

En el lugar de su desembarco, se construyeron una capilla y una torre.

Además, se le atribuye haber tenido una visión de la Virgen de la Merced.

Su Fiesta

La festividad de San Raimundo de Peñanfort se celebra cada 7 de enero.

ORACIÓN A SAN RAIMUNDO DE PEÑAFORT

¡Oh amado Padre San Raimundo de Peñafor,
tu conoces la necesidad que padece mi alma
y que necesito consuelo,
me encomiendo a tu santa intercesión delante de Dios,
para que por tus méritos y plegarias,
pueda alcanzar la gracia que pretendo,
siempre que sea para mayor gloria de Dios
para servirle y amarle más.

Amén.

 

Categorías
Santos

San Pedro Nolasco

El Santo fundador de la Orden de la Bienaventurada Virgen María de la Merced

San Pedro Nolasco fue un sacerdote que se dedicó a la redención de los cautivos que estaban en manos de los musulmanes.

El santo Pedro Nolasco era comerciante y decidió dedicar su fortuna a la liberación de el mayor número posible de esclavos.

La visión de la Virgen

En la noche del 1 al 2 de agosto de 1218, se le apareció la Virgen de la Merced, quien le manifestó su de deseo de que se fundara una orden para liberar cautivos.

La fundación de la orden

El 10 de agosto de 1218 se funda la orden en la catedral de Barcelona.

La orden se funda bajo el patronazgo de la Virgen de la Merced.

“Merced” significa “misericordia”

Su fiesta

La festividad de San Pedro Nolasco, se celebra cada 6 de mayo.

Fue canonizado en el año 1628, por el Papa Urbano VIII.

Oración a San Pedro Nolasco

Oh! Amado padre y fundador de la familia mercedaria,

tú viste el rostro del Señor en los prisioneros,
oprimidos y perseguidos, tú sentiste,
en tu propio corazón el peligro grande
de todos ellos al perder la fe.
Concédenos descubrir, amar y servir
a los cautivos de hoy
y ayúdanos a vivir
el espíritu de Jesucristo.
Redentor del hombre, para que mediante
la entrega de nuestra vida
liberemos a nuestros hermanos
de cuanto los oprime y
los conduzcamos a la libertad de los hijos de Dios.

San Pedro Nolasco, ruega por nosotros.

Amén

Categorías
Devociones Marianas

Nuestra Señora de la Merced

Patrona de los prisioneros.

La Virgen se le apareció bajo esta advocación a tres personas: San Pedro Nolasco, San Raimundo de Peñafort y al Rey Jaime I de Aragón.

Estas tres personas se encontraron en Barcelona y coincidieron que los tres habían visto a la Virgen.

En esas apariciones, Nuestra Señora les pidió que se fundara una orden religiosa.

Esa orden religiosa debía dedicarse a la redención de los cautivos y se la conoce como la Orden de la Merced.

La Fundación de la Orden

San Pedro Nolasco, con el apoyo de San Raimundo de Peñafort y al Rey Jaime I de Aragón, funda una orden dedicada a la merced (que significa obras de misericordia).

Esta orden debía dedicarse a la misericordia para con los cristianos cautivos en manos de los musulmanes.

Varios religiosos mercedarios, ofrecieron sus vidas por la de los prisioneros.

La Fiesta

La fiesta de Nuestra Señora de la Merced fue establecida por el Papa Inocencio XII, en cada 24 de septiembre.

Oración a la Virgen de la Merced

“MARIA DE LAS MERCEDES
REINA DE CIELOS Y TIERRA

Tú me levantas caído
si triste, tú me consuelas
si estoy enfermo me sanas
y si débil, me das fuerzas,
porque eres maná del alma
que todo sabor encierra

EN LA VIDA Y EN LA MUERTE
AMPARANOS MADRE NUESTRA”

Amén

Categorías
Santas

Santa Gertrudis la Grande

Patrona de las personas místicas.

Santa Gertrudis la Grande o Santa Gertrudis Magna, fue una monja benedictina que vivió entre los siglos XIII Y XIV, en Alemania.

Es la patrona de las personas místicas por se la primera, de quien se tiene referencias de tener videncias y trato con Dios.

Además, esta santa fue la primera en difundir la devoción al Sagrado Corazón y el culto a San José.

Santa Gertrudis era sobrina de Santa Matilde.

La visión que cambió su vida.

La vida monacal de Santa Gertrudis no tenía nada de extraordinario, hasta que el 27 de enero de 1281, tuvo una experiencia mística, que transformó su vida.

La santa tuvo la oportunidad de ver a Jesucristo adolescente, que le dijo: “No temas, te salvaré, te libraré… Vuélvete a mí y yo te embriagaré con el torrente de mi divino regalo”.​

A partir de esta, que fue su primera experiencia mística, tomó la decisión de dejar sus estudios profanos y de literatura.

A partir de allí se dedicó a los estudios teológicos y tuvo otras experiencias místicas.

La transmisora de las revelaciones.

Santa Gertrudis tuvo otro encuentro con Jesús, que le dijo: “Gertrudis, tú serás mi heraldo”.

Por lo tanto, la santa se dedicó a escribir los mensajes que recibía en las revelaciones, en cinco libros.

La obra fue titulada por Santa Gertrudis “Heraldo de la amorosa bondad de Dios”.

Santa Gertrudis Magna falleció a los 45 años de edad.

Su Fiesta.

La festividad de Santa Gertrudis se celebra cada 16 de noviembre.

Oración enseñada por Jesús a Santa Gertrudis por las almas del purgatorio.

(Con esta oración se podría liberar 1000 almas del purgatorio cada vez que la santa la rezara).

Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las Misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio por todos los pecadores del mundo. Por los pecadores en la Iglesia universal, por aquellos en propia casa y dentro de mi familia. Amén.

Categorías
Santos

San Antonio de Padua

El predicador incansable.

San Antonio de Padua fue un santo franciscano contemporáneo a San Francisco de Asís, que nació en Portugal.

Por sus grandes cualidades como predicador el Papa Gregorio IX, lo llamó: Arca del Testamento y además, recibió una carta del gran San Francisco de Asís donde le encargó que predique y les enseñe teología a los frailes.

Sus sermones convocantes.

A San Antonio lo seguía mucha gentes, que asistía para escuchar sus sermones y además quería tocar su hábito.

Por eso tenía que estar acompañado por un grupo de hombres,  que lo protegía cuando iba a predicar.

San Antonio y los animales.

Una vez, cuando San Antonio fue a predicar a un pueblo cercano a  de Padua, se encontró con que la gente del lugar de burlaba de él.

Entonces se acercó al río y comenzó a predicar a los peces, hablándoles de todos los bienes que Dios les había concedido: cómo los había creado, cómo les había dado la pureza de las aguas, cuánta libertad les había dado y cómo los alimentaba sin que tuvieran que trabajar.
Los peces comenzaron a acercarse y amontonarse cerca del santo sacando fuera sus cabezas, abriendo sus bocas, y mirando al Santo. Ninguno se movió hasta que San Antonio finalizó su prédica.

Después de recibir la bendición, los peces se fueron dando grandes saltos sobre el el agua.

En otra oportunidad, San Antonio discutió con un hombre que negaba que Jesucristo estaba en le Eucaristía.

Entonces pusieron a ayunar a una mula tres días. Al finalizar el ayuno, la mula fue llevada al templo, donde había heno para que se alimentara.

Pero la mula se dirigió adonde estaba el Santo, junto al Santísimo y se inclinó, quedando impresionados todos los presentes con lo sucedido.

La visita del Niño Jesús.

A pocas semanas de partir hacia la Casa del Padre, estando San Antonio orando y meditando en una cabaña, se le aparece el Niño Jesús.

El Niño lucía sonriente y luminoso y San Antonio lo tomó entre sus brazos.

Su Festividad.

San Antonio de Padua falleció el 13 de junio de 1231 a los treinta y cinco años, fecha en que se celebra su festividad.

ORACIÓN A SAN ANTONIO DE PADUA.

Venerado San Antonio que tuviste la dicha de recibir la visita del Divino Niño Jesús quien dejó que lo tomaras entre tus brazos.

Por ese especial don y por la alegría de tu beatifica visión, que ahora le tienes, te ruego, te suplico y te imploro, amdo San Antonio, que me ayudes en mis aflicciones, problemas y ansiedades.

Dejame entrar a tu corazón, porque deseo que intercedas por mí, para escucharme y responderme.

Aboga ante el Señor por mis deseos y necesidades.

Te doy gracias, mi querido Santo.

Amén.

Medalla de San Antonio de Padua

Categorías
Devociones Marianas

Virgen del Carmen

La flor del Carmelo.

“Cuantos mueran con este hábito se salvarán. He aquí el privilegio que te concedo a ti y a todos los carmelitas” le dijo la Virgen a San Simón Stock, que se le presentó vestida con el hábito carmelita.

El comienzo de la devoción.

La advocación de la Virgen del Carmen toma su nombre en relación al Monte Carmelo, que se encuentra en Israel.

Allí se produjo el milagro del fuego por invocación del profeta Elías, que puso fin a la sequía que aquejaba al pueblo.

Monte Carmelo

En el Siglo XIII, se establecieron un grupo de hombres que se dedicaron a la oración y la penitencia.

De esta manera, nació la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

Los religiosos eligieron establecerse en ese lugar sagrado, donde el profeta Elías le prometió a Dios, que el pueblo abandonaría la idolatría a Baal, si el Señor los libraba de la sequía.

Después de subir Elías varias veces al monte, se la apareció una gran señal “subía desde el mar una nubecita” (1 Rey 18,44), que estos primeros carmelitas interpretaron como un símbolo de la Virgen.

Por  lo tanto, los religiosos comenzaron a propagar la devoción a la Inmaculada Virgen María, como como modelo de oración, de contemplación y de dedicación a Dios.

Las apariciones de la Virgen del Carmen.

En 1246 se le apareció a San Simón Stock y le entregó el escapulario.

En el Siglo XIV, se le apareció al Papa Juan XII y le prometió que quienes cumplieran con los requisitos de la devoción,  la Virgen los ayudará para que se libren cuanto antes de sus penas.

Además, sus almas serán trasladadas sus almas a la bienaventuranza.

Promesas del uso del escapulario.

Los devotos del escapulario, recibirán como favor de la Virgen Santísima, la gracia de la perseverancia en el estado de gracia.

O bien, la gracia del arrepentimiento de los pecados.

ORACIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN

Santísima e inmaculada Virgen del Carmen;
Te ruego te compadezcas de mí, y me ayudes a  encontrar el camino del Señor.

Protégeme bajo tu manto y consígueme la gracia de la perseverancia final.

Amén.

Imagen de la Virgen del Carmen

Categorías
Santos

San Simón Stock

El santo que recibió el escapulario.

San Simón Stock fue un carmelita inglés, que fue general de la orden carmelita.

Cuando era muy joven llevó una vida ermitaña para luego ingresar a la orden de los carmelitas.

El santo protagonizó un hecho trascendental en su vida, cuando la Virgen se le apareció y le entregó el escapulario.

La expansión de la Orden de los Carmelitas.

El religioso fue elegido general de la orden, cuando ya era una persona muy mayor.

Sin embargo, durante su conducción se produjo una gran expansión de la orden por Inglaterra y el resto de Europa.

La manifestación de la Virgen.

Mientras el santo se encontraba en un estado de profunda oración, se le apareció la Virgen María, vestida con el hábito carmelita.

En ese encuentro la Virgen le entregó el escapulario y le dijo: “Este será el privilegio para ti y para todos los carmelitas, que todo el que muera con este hábito, se salvará”.

La festividad.

La fiesta de San Simón Stock, se celebra el 16 de mayo, fecha en que se recuerda su partida a la casa del Padre. 

Este santo no ha sido canonizado formalmente, sin embargo la Santa Sede aprobó la celebración de la festividad a la orden carmelita.

ORACIÓN DE SAN SIMÓN STOCK A LA FLOR DEL CARMELO.

¡Oh Bellísima Flor del Carmelo, Fructífera Viña, Resplandor del Cielo, Madre Singular del Hijo de Dios, Virgen Siempre Pura !

Madre Santísima, después de habernos traído el Hijo de Dios, permaneciste intacta y sin mancha ninguna.

¡Oh Bienaventurada Siempre Virgen, asísteme en esta necesidad !

¡Oh Estrella del Mar, auxíliame y protégeme!

¡Oh María, sin pecado concebida,
ruega por nosotros que recurrimos a ti!

¡Madre y Ornamento del Carmelo, ruega por nosotros!

¡Virgen, Flor del Carmelo, ruega por nosotros!

¡Patrona de los que visten el Santo Escapulario, ruega por nosotros!

¡San José, fiel Amigo del Sagrado Corazón, ruega por nosotros!

¡San José, Castísimo Esposo de María Santísima, ruega por nosotros!

¡San José, nuestro Gran Protector, ruega

por nosotros !

¡Dulce Corazón de María, sé nuestra Salvación !

Amén.

Escapulario

Categorías
Santos

Santo Domingo de Guzmán

El impulsor del Santo Rosario.

Santo Domingo de Guzman es un santo español, que fue presbítero y fundo la Orden de Predicadores, conocida popularmente como la orden de los dominicos.

Su madre le dio el nombre de Domingo, en agradecimiento a los favores recibidos por Santo Domingo de Silos, quien le ayudó a interpretar el sueño del perro con la antorcha. 

Juana de Aza, la madre de Domingo,  antes de que el santo naciera, soñó que un perro salía de su vientre con una antorcha encendida en su boca.

Santo Domingo de Silos, se le apareció y le explicó que su hijo iba a encender el fuego de Jesucristo por todo el mundo, por medio de la predicación.

La aparición de la Virgen.

La Santísima Virgen María se le manifestó a Santo Domingo, en una noche mientras él se encontraba en oración.

La Virgen se le apareció llevando un rosario en la mano y le enseñó a rezarlo.

La Orden de Predicadores.

Santo Domingo fundó en 1216 la Orden de Predicadores, que comenzó con 16 hermanos, a quienes Santo Domingo los formó y luego los enviò a predicar.

Al enviarlos a prediar, les dio don mandatos muy conretos: primero contemplar, y después enseñar; y predicar siempre y en todas partes.  

La festividad.

La fiesta de Santo Domingo de Guzmán se celebra el 8 de agosto.

ORACIÓN A SANTO DOMINGO

¡Oh Gran Santo de la Iglesia! Santo Domingo de Guzmán,

te suplico que me consigas las gracias necesarias,

para ser una persona virtuosa, ardiente de caridad

y plena en la oración.

Amén.

Categorías
Devociones Marianas

Virgen del Rosario

“El que confíe en mí rezando el Rosario no será oprimido por las adversidades”.

Esta es una de la 15 promesas que la Virgen María le hizo al Santo Domingo de Guzmán para quienes recen el Santo Rosario.

Estas todas las promesas que hizo la Virgen, según los escritos del Beato Alano de Rupe::

  1. “A todos los que recen devotamente mi Rosario, prometo mi especial protección”.
  2. “El que persevere en el rezo de mi Rosario recibirá gracias poderosísimas”.
  3. “El Rosario es un arma poderosa contra el infierno: destruirá los vicios, librará del pecado y abatirá las herejías”.
  4. “El Rosario hará florecer de nuevo las virtudes y las obras buenas, y obtendrá a las almas la más abundante misericordia de Dios”.
  5. “El que confíe en mí rezando el Rosario no será oprimido por las adversidades”.
  6. “Quien rece el Rosario meditando sus misterios no será castigado por la justicia de Dios: se convertirá si es pecador, crecerá en gracia si es justo y será hecho digno de la vida eterna”.
  7. “Los devotos de mi Rosario, en la hora de la muerte, no morirán sin sacramentos”.
  8. “Los que rezan mi Rosario encontrarán, durante la vida y en la hora de la muerte, la luz de Dios y la plenitud de sus gracias, y participarán de los méritos de los beatos en el paraíso”.
  9. “Cada día libraré del purgatorio a las almas devotas de mi Rosario”.
  10. “Los verdaderos hijos de mi Rosario gozarán de una gran gloria en el cielo”.
  11. “Todo lo que se pida mediante el Rosario será obtenido”.
  12. “Los que propaguen mi Rosario serán socorridos por mi en cada una de sus necesidades”.
  13. “He obtenido de mi Hijo que todos los devotos del Rosario tengan como hermanos en la vida y en la hora de la muerte a los santos del cielo”.
  14. “Los que reciten mi Rosario fielmente serán todos hijos míos amadísimos, hermanos y hermanas de Jesús”.
  15. “La devoción a mi Santo Rosario es un gran signo de predestinación”,

La Historia.

La Santísima Virgen María se le apareció a Santo Domingo de Guzmán, en 1208 en una capilla del monasterio de Prouilhe (Francia) con un rosario en las manos.

Allí Nuestra Señora, le enseñó al santo a rezarlo y le dijo que lo predicara entre los hombres, para convertir a los herejes albigenses y a los pecadores.

Entonces Santo Domingo se lo enseñó a los soldados del Simón IV de Montfort antes librar la Batalla de Muret, donde fueron vencedores.

Esa victoria se le se atribuyó a la Madre de Dios.

Por ello, Simón Montfort hizo construir  la primera capilla dedicada a la Virgen del Rosario.

En el siglo XV, la Virgen de le apareció a Alano de Rupe  y le hizo las 15 promesas.

La Festividad.

Fue instituida por el Papa San Pio V, en día 7 de octubre, para conmemorar la victoria en la Batalla de Lepanto, donde las fuerzas cristianas derrotaron a los turcos que invadía Europa.

¿Cómo rezar el Santo Rosario?

El Santo Rosario se reza meditanto un misterio por día. Mientras se medita el misterio se reza un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.

Misterios Gozosos: Lunes y Sábados

Primer Misterio: 1º La Anunciación del Angel a la Virgen María y la Encarnación del Hijo de Dios.

Segundo Misterio: La visita de María Santísima a su prima Isabel.

Tercer Misterio: El nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo en el portal de Belén.

Cuarto Misterio: La purificación de María Santísima y la presentación de Su Hijo en el Templo de Jerusalén.

Quinto Misterio: María y José encuentran a Jesús en el Templo, después de tres días.

Misterios Dolorosos: Martes y Viernes.

Primer Misterio: La oración y agonía de Jesús en el huerto de Getsemaní.

Segundo Misterio: La flagelación de Jesús.

Tercer Misterio: La coronación de espinas de Nuestro Señor.

Cuarto Misterio: El camino hacia el Calvario, llevando Jesús la Cruz a cuestas, por nuestros pecados.

Quinto Misterio: La crucifixión y muerte de nuestro Señor.

Misterios Gloriosos: Miércoles y Domingo.

Primer Misterio: La triunfante Resurrección de Jesús.

Segundo Misterio: La admirable Ascensión de Jesús al cielo.

Tercer Misterio: La venida del Espíritu Santo sobre María Santísima y los Apóstoles.

Cuarto MisterioLa Asunción de María al cielo en cuerpo y alma.

Quinto Misterio: La Coronación de María Santísima como Reina y Señora del universo.

Misterios Luminosos: Jueves.

Primer Misterio: El Bautismo de Jesús en el Jordán.

Segundo Misterio: Las bodas de Caná

Tercer Misterio: El anuncio del Reino de Dios

Cuarto Misterio: La Transfiguración

Quinto Misterio. La Institución de la Eucaristía

Al finalizar la meditación de los misterios, se reza por las intenciones del Papa: un Padrenuestro, tres Avemarías y un Gloria.

Rosario Hecho a Mano