Categorías
Santos

San Expedito

El abogado de las causas urgentes.

Expedito fue un mártir que fue beatificado en 1629 por el papa Urbano VIII, y fue canonizado por el papa Clemente X en 1671.

San Expedito era un comandante comandante romano que vivió entre el siglo III y el siglo IV.

El comandante romano

Expedito tenía como misión defender las fronteras orientales de los territorios invadidos por los romanos contra los ataques de los hunos.

Cuando decidió convertirse al cristianismo, se le apareció el demonio en forma de cuervo, para convencerlo que demore su conversión, pero el santo lo repelió diciendo: “no dejaré nada para mañana, a partir de hoy seré cristiano”

El martirio.

Una vez convertido, San Expedito se dedicó a predicar la Fe cristiana en su tropa, logrando varias conversiones.

Además, la tradición señala que se dedicó a proteger a los cristianos que los romanos llevaban a los circos para ser devorados por los leones.

Todo esto provocó la indignación del emperador Dioclesiano, por lo que el santo fue flagelado, para finalmente morir decapitado.

La fiesta.

La festividad de San Expedito se celebra cada 19 de abril.

ORACIÓN A SAN EXPEDITO.

¡Oh San Expedito! Abogado de las causas urgentes.

Te ruego que urgentemente me ayudes.

El mal que me aqueja me llena de dolor.

Que su santa intercesión, me ayude a alejar éste y todo mal.

Amén.

Medalla de San Expedito

Categorías
Santos

San Jorge

El Patrono de los Boys Scouts.

San Jorge es un santo que vivió entre los Siglos III y IV de la era cristiana.

Cuando cumplió la mayoría de edad ingresó al ejército y fue capitán.

La Leyenda.

Según cuenta una leyenda cuando San Jorge llegó a una ciudad de Oriente se encontró con un dragón que devoraba a la gente y nadie se atrevía a enfrentarlo.

San Jorge enfrentó y venció al dragón.  Existes otras versiones que indican que en realidad se trataba de un caimán.

Lo cierto es que esa victoria le hizo ganar la admiración de la gente del lugar. Lo que le permitió al santo predicarles sobre Jesucristo y así, logró que muchos creyeran y se convirtieran al evangelio.

Persecución y martirio.

San Jorge vivió en tiempos del emperador Diocleciano que persiguió al cristianismo. 

Por eso, San Jorge terminó siento martirizado, dado que se negó a adorar a los ídolos paganos.

El valiente santo manifestó que jamás dejaría de adorar a Cristo y que nunca adoraría ídolos. 

El santo murió decapitado y sus restos fueron enviados Lydda, actual Lod en Israel, para ser sepultados. 

Lugar donde se encuentran en la actualidad.

Tumba de San Jorge en Lod Israel

Festividad.

La fiesta de San Jorge es el 23 de abril y fue canonizado por el Papa San Gelasio I.

San Jorge además de ser el patrono de los Boys Scouts, es el patrono de Inglaterra y patrono de armas de la Caballería del Ejército Argentino.

ORACIÓN A SAN JORGE.

¡Oh Valiente San Jorge! A ti me encomiendo para que me protejas de las asechanzas del demonio,

Protégeme de quienes quieran hacerme daño y defiéndeme de las asechanzas del maligno.

Y concédeme ser un valiente testigo de la Fe cristiana, como lo fuiste tú.

Amén.

Medalla de San Jorge. Personalizable.

Categorías
Santas

Santa Elena

La antorcha resplandeciente

El nombre Elena significa “antorcha resplandeciente” y fue la santa que pudo encontrar la Santa Cruz de Cristo en Jerusalén.

Elena de Constantinopla, fue una mujer piadosa que tuvo particular interés en hallar las reliquias de Cristo.

Además, fue la madre del emperador Constantino, quien puso fin a las persecuciones al cristianismo y le dio la libertad a todos los cristianos.

El viaje a Jerusalén

Santa Elena le pidió a su hijo Constantino, que le permitiera hacer un viaje a Jerusalén, para encontrar la Cruz de Cristo. El emperador autorizó el viaje.

Entonces Elena viajó a Jesuralén, con algunos obreros para hacer una excavación donde estaba el Monte Calvario,

Después de muchas excavaciones se logró hallar la Cruz donde murió el Señor.

Luego de encontrar la Cruz, Santa Elena marchó en procesión, junto con el obispo de Jerusalén,  llevando la cruz por las calles de la ciudad.

¿Donde se encuentran las reliquias en la actualidad?

Las reliquias de la Cruz donde Jesucristo fue crucificado, se encuentran en dos lugares:  un fragmento se conserva en la ciudad de Caravaca de la Cruz, en Murcia, España. Otro fragmento se encuentra en  Catedral del Niño Jesús, en la ciudad de Alepo, Siria.

También Santa Elena encontró la Escalera Santa, que se conserva frente de la Basílica de San Juan de Letrán en Roma.

Por esa Escalera, Cristo subió al palacio para ser juzgado y derramó sobre ella gotas de sangre.

Festividad

La Iglesia Católica Apostólica Romana, celebra la fiesta de Santa Elena el 18 de agosto.

ORACIÓN A SANTA ELENA

¡Gloriosa Santa Elena! Por tu piedad ejemplar y por la perseverancia con que buscaste la Cruz de Cristo hasta encontrarla,

me encomiendo a tu santa intercesión, para que me consigas las gracias necesarias para llevar con paciencia y alegría los trabajos cotidianos,

que tu súplica me permita alcanzar los bienes del Cielo, para que pueda gozar junto a ti de la Gloria del Señor.

Amén

Medalla de Santa Elena

Categorías
Santas

Santa Águeda

Protectora de las mujeres con males en los senos.

Águeda de Catania es una santa del siglo III, que murió martirizada, al arrojarla sobre carbones al rojo vivo.

La santa le tocó vivir en un tiempo de persecuciones a los cristianos, no obstante consagró su virginidad a Jesucristo.

El proconsul de Sicilia Quitianus quiso enamorar a Águeda, pero ella se mantuvo firme, proclamando que ella consagró su virginidad a Jesucristo.

Los tormentos

El proconsul enfadado por el rechazo de Águeda decidió enviarla a un prostíbulo pero Águeda por milagro pudo conservar su virginidad.

Al enterarse de esto, el proconsul ordena que le corten los senos.

Luego tuvo una visión del Apóstol San Pedro quien curó de sus heridas.

Ante esto y continuando con su proclamación de su Fe cristiana, el procónsul ordenó su martirio.

Su fiesta se celebra cada 5 de febrero.

ORACIÓN A SANTA ÁGUEDA PARA TENER SALUD EN LOS SENOS

¡Oh Santa Águeda joven mártir de nuestra Iglesia,                               te invoco porque sé que eres una especial intercesora de las mujeres que padecen enfermedades en sus senos.

Te ruego que conserves la salud en los míos                                         y ayuda a aquellas mujeres que sufren alguna enfermedad en sus senos.

Que en ti encuentren consuelo espiritual, aquellas mujeres                  que luchan contra males en sus senos, como también te ruego les consigas la cura de esos males que la aquejan.

Gracias por escuchar mi súplica amada Santa Águeda,                      ruega para que también pueda merecer estar junto a ti en el Paraíso,   en la gloria alabando eternamente a Jesucristo, Nuestro Señor.

Amén

Imagen de Santa Águeda Pintada a Mano

 

Categorías
Santas

Santa Lucía

La Patrona de la vista.

Santa Lucía es una mártir cristiana que vivió en el siglo IV,  pertenecía a una familia rica y fue educada en la fe cristiana.

La santa siempre tuvo deseo de consagrarse a Cristo, pero su madre la comprometió para casarse con un joven pagano.

La madre de Lucìa estaba enferma y Lucía la convenció para que fuera a rezar a la tumba de Santa Águeda de Catania, para que pueda curarse de las hemorragias.

Dios escuchó los ruegos de la madre de Lucía y fue sanada.

Fue entonces cuando Lucía le pidió a su madre, que la liberara del compromiso con el joven pagano y la madre de lo permtió.

Santa Lucía iba a dedicar su vida a consagrarse a Dios pero el joven la delató por ser cristiana y fue arrestada.

El martirio

Lucía tuvo que comparecer ante un juez, bajo la acusación de ser cristiana.

Como Lucía se negó a hacerle sacrificios a los dioses paganos, le ataron con cuerdas en las manos y en los pies, no podían moverla por màs fuerza que hicieron.

Entonces se ordenó torturarla con aceite y pez hirviendo, pero no lograron hacerla desistir.

Por lo tanto, Lucía fue condenada a morir decapitada.

El patronazgo

Existen varios relatos de leyenda, mucho de los cuales provienen de la Edad Media.

Uno de ellos dice que el proconsul que la juzgó, ordenó a sus soldados que le arrancaran los ojos a Lucía, pero luego de que lo hicieron, Dios le concedió unos nuevos ojos aún más hermosos que los que tenía antes

La festividad de Santa Lucía se celebra el 13 de diciembre.

ORACIÓN A SANTA LUCÍA

Dulce  Santa Lucía, abogada de la vista,
con confianza te elevo mi plegaria.

Te pido me consigas del Señor,
la gracia de tener mi vista sana.

Y que con ellos vea y agradezca al Señor
su obra creadora.

Me encomiendo a tu santa interseción,                                    esperando verte en el cielo,                                                                para junto a ti alabar a Jesucristo eternamente.

Amén

Figura de Santa Lucía

Categorías
Santas

Santa Bárbara

Patrona de los mineros

Santa Bárbara fue una joven que vivió en los primeros siglos de la era cristiana, la ciudad de Nicomedia, actual Izmit, Turquía.

Su padre la encerró en un castillo para evitar que se convirtiera al cristianismo.

De todas formas, Santa Bárbara se bautizó y se manifestó su Fe ante su Padre, quien intentó matarla en honor a los dioses paganos.

El martirio

Santa Bárbara huyó pero finalmente fue apresada. Fue el comienzo de su martirio.

La santa fue cruelmente torturada y finalmente se dispuso su ejecución, siendo decapitada.

Según la tradición, el verdugo fue su propio padre quien luego de realizar la ejecución, fue muerto por un rayo.

Por este hecho, se la considera patrona protectora ante las tormentas eléctricas y también de la minería.

El culto

A Santa Bárbara se la invoca cada vez que se desatan tormentas eléctricas y temporales.

También cuando se trabaja con explosivos, por eso se la considera patrona de la minería.

El culto de esta santa fue declarado oficial, en 1568 por el Papa San Pío V.

Su fiesta se celebra el 4 de diciembre.

ORACIÓN A SANTA BÁRBARA

¡Oh Valiente Santa Bárbara! Que no dudaste en proclamar tu fe ante los tribunales que te juzgaron,

Imploro tu protección para que me libres de todos los males que me aquejan y protégeme de mis enemigos con el poder de tu rayo.

Ayúdame para que tenga una Fe fuerte y dé testimonio de ella con alegría y en paz.

Te ruego no me abandones nunca y acudas a mi, cada vez que te invoque.

Amén.

Medalla de Santa Bárbara