Categorías
Santas

Santa Gertrudis la Grande

Patrona de las personas místicas.

Santa Gertrudis la Grande o Santa Gertrudis Magna, fue una monja benedictina que vivió entre los siglos XIII Y XIV, en Alemania.

Es la patrona de las personas místicas por se la primera, de quien se tiene referencias de tener videncias y trato con Dios.

Además, esta santa fue la primera en difundir la devoción al Sagrado Corazón y el culto a San José.

Santa Gertrudis era sobrina de Santa Matilde.

La visión que cambió su vida.

La vida monacal de Santa Gertrudis no tenía nada de extraordinario, hasta que el 27 de enero de 1281, tuvo una experiencia mística, que transformó su vida.

La santa tuvo la oportunidad de ver a Jesucristo adolescente, que le dijo: “No temas, te salvaré, te libraré… Vuélvete a mí y yo te embriagaré con el torrente de mi divino regalo”.​

A partir de esta, que fue su primera experiencia mística, tomó la decisión de dejar sus estudios profanos y de literatura.

A partir de allí se dedicó a los estudios teológicos y tuvo otras experiencias místicas.

La transmisora de las revelaciones.

Santa Gertrudis tuvo otro encuentro con Jesús, que le dijo: “Gertrudis, tú serás mi heraldo”.

Por lo tanto, la santa se dedicó a escribir los mensajes que recibía en las revelaciones, en cinco libros.

La obra fue titulada por Santa Gertrudis “Heraldo de la amorosa bondad de Dios”.

Santa Gertrudis Magna falleció a los 45 años de edad.

Su Fiesta.

La festividad de Santa Gertrudis se celebra cada 16 de noviembre.

Oración enseñada por Jesús a Santa Gertrudis por las almas del purgatorio.

(Con esta oración se podría liberar 1000 almas del purgatorio cada vez que la santa la rezara).

Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las Misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio por todos los pecadores del mundo. Por los pecadores en la Iglesia universal, por aquellos en propia casa y dentro de mi familia. Amén.

Categorías
Santas

Santa Marcelina

Una vida de virginidad perpetua.

Santa Marcelina es una monja que vivió en el siglo IV d.C., y fue la hermana mayor de San Ambrosio de Milán.

La santa vivió una virginidad consagrada, un gran ascetismo y ayunada diariamente.

Los consejos de su hermano Ambrosio.

San Ambrosio la exhortaba a que moderase sus penitencias y en su lugar, aumentara el tiempo de oración. Especialmente los Salmos, la Oración del Señor y el Credo, al que llamó sello del cristiano y guardián del corazón.

Su festividad.

La fiesta de Santa Marcelina de Milán, se celebra cada 17 de julio. Algunas biografías indican que falleció en el año 397.

ORACIÓN A SANTA MARCELINA.

Admirable Santa Marcelina, como te llamaba San Ambrosio, ejemplo de rectitud, vida consagrada y de virginidad perpetua.

A ti acudo para implorar su santa intercesión,  para que el Señor me conceda cultivar en mi vida tus virtudes.

Ruega amada santa, llena de bondad, por los hogares cristianos, para que en cada uno de ellos, florezcan las virtudes y la oración sincera y cotidiana al Señor.

Amén.

Categorías
Santas

Santa Rita

La santa de los imposibles.

Esta gran santa fue esposa, madre y religiosa, que siempre deseó para ella una vida religiosa como monja, pero sus padres la casaron a los 14 años.

Durante su matrimonio Rita sufrió mucho porque recibía numerosos maltratos. Tuvo dos hijos.

Tanto su esposo como sus hijos fallecieron y entonces Rita, ingresó al convento de las agustinas en Cascia,  donde observó una vida penitente y de mucha oración.

Su vida religiosa

Siendo parte de las hermanas agustinas, Santa Rita recibió de manos de Cristo los estigmas y las marcas de la Corona de Espinas en su cabeza.

Santa Rita pudo sanar se de las heridas que le quedaron pero pasó los últimos años de su vida, luchando contra las infecciones en la sangre.

Además, durante cuatro años tuvo que quedarse inmóvil en la cama, a causa de una grave enfermedad, que la hizo padecer muchos dolores.

El símbolo de Santa Rita

Durante su tiempo de casada, su marido le prohibió salir a darle de comer a los pobres.

Un día cuando salía de su casa con pan bajo sus ropas, fue interceptada por su marido, quien le quitó el vestido.

Pero en vez de encontrar el pan, encontró rosas. Se había producido un milagro.

El final de su vida

Cuando fue su prima a visitarla, le pidió que le llevara una rosa del jardín del convento, en pleno invierno.

Sorprendentemente,  su prima encontró un pimpollo y se lo llevó, representando el amor de Cristo hacia la santa y su capacidad de interceder por causas imposibles.

Producida su muerte, Santa Rita no fue enterada, su cuerpo incorruptible se conserva como reliquia.

Fue canonizada en el año 1900, por el papa León XIII.

Su fiesta se celebra el 22 de  mayo.

ORACIÓN A SANTA RITA

¡Pura y humilde Santa Rita! Te elevo mi plegaria,

con la confianza de que siendo tu la Mediadora de los imposibles, me obtendrás del Señor la gracia que te pido.

En ti me recuesto, en este momento difícil que estoy pasando,

porque sé que encontraré en ti, alivio y consuelo.

Ruega por mí, amada Santa Rita.

Amén.

Medalla de Santa Rita de Casia

 

Categorías
Santas

Santa Clara de Asis

Patrona de la Televisión.

Era la Nochebuena de 1252, Santa Clara se encontraba muy enferma y guardaba reposo.

No estaba en condiciones de asistir a misa, lo cual la mortificaba mucho. No obstante, se produjo un hecho milagroso.

Esa noche el Espíritu Santo vino en su ayuda y proyectó las imágenes y sonidos de la misa sobre la pared de su habitación, para permitir que Clara estuviera “presente” en la misa.

Cuando sus hermanas regresaron de la celebración, acudieron a contarle a Santa Clara como había sido la misa pero la santa les dijo, que había participado de la celebración, con una proyección en la pared de su habitación.

Por esto, el Santo Padre Pío XII la declaró santa y patrona de la televisión.

Sus comienzos

Clara Scifi era una joven piadosa, que cuando lo escuchó predicar a San Francisco de Asís, entendió que el modo de vida que había adoptado el santo, era el también quería para ella.

Una noche de Domingo de Ramos. se marchó de su casa rumbo a la iglesia de Santa María de los Ángeles, donde se puso el hábito franciscano para dar nacimiento a la orden de las clarisas.

Sus padres se disgustaron y acudieron al monasterio donde San Francisco la había dejado, para convencerla que regresara con ellos pero Clara se mantuvo firme y se quedó en el claustro.

A Clara se le unió su hermana Inés y juntas dieron inicio a la labor de las hermanas clarisas.

La gran devota de la Eucaristía

Jesús Sacramentado era el gran deleite de la santa, al que le dedicaba mucho tiempo de adoración, aunque se sintiera enferma.

También tenía una gran devoción por el crucifijo y deseaba compartir los dolores del Cristo crucificado.

Con la señal de la cruz, la santa alejaba a los demonios y curaba muchos de males.

Sus últimos momentos

Encontrándose en su lecho, habiendo terminado de dictar su testamento espiritual, Clara se dispuso a meditar la pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

De repente, ingresan a la celda una procesión de vírgenes, junto a ella estaba la Virgen María, llena de esplendor, que le dio un abrazo.

Clara falleció el 11 de agosto de 1253, fecha en que se celebra su festividad.

Su hermana Inés la siguió al cielo, tres meses después y también fue canonizada. Se la venera como Santa Inés de Asís.

ORACIÓN A SANTA CLARA DE ASÍS

Gloriosa Santa Clara de Asís,
modelo de santidad
que supiste vencer
todas las dificultades
que se oponían en tu camino a la perfección.
A ti te ruego con humildad y confianza,
que intercedas ante el Señor
y me obtengas su favor en esto que te pido:
mantenerme fiel a Él,
como lo fuiste tu
y que mis acciones estén llenas de caridad                                             para poder ser la alegría de Dios y del prójimo en cada día.

Amén.

Escritos de Santa Clara y documentos complementarios

Categorías
Santas

Santa Teresa de Calcuta

La Gran Hermana de la Caridad.

Originalmente se llamó Agnes Gonxha Bojaxhiu pero al incorporarte a las Hermanas de Loreto, recibió el nombre de Hermana María Teresa, por Santa Teresita de Lisieux.

La Hermana Teresa fue destinada a Calcuta, a donde llegó en el año 1929 y se dedicó a enseñar en la escuela de Santa Teresa.

La novicia hizo sus votos de pobreza, castidad y obediencia como monja en 1931. Posteriormente fue trasladada al Colegio Santa Marías, para niñas.

La llamada dentro de la llamada

Años más tarde, la monja se sintió llamada a ayudar a los muy pobres y enfermos.

En 1950, con la autorización de la Santa Sede, funda su congregación llamada Misioneras de la Caridad.

También fundó la rama masculina, con el nombre los Hermanos Misioneros de la Caridad en 1963, en en 1976 la rama contemplativade las Hermanas, en 1979 los Hermanos Contemplativos y finalmente en 1984, los Padres Misioneros de la Caridad.

Santa Teresa se formó como enfermera durante tres meses con las Hermanas Misioneras de Norteamérica.

En 1952 inauguró en Calcuta, el primer horar para moribundos en la ciudad de Calcuta.

Su inmensa obra continuó con la apertura del Hogar del Niño del Inmaculado Corazón en 1955, para atender a los huérfanos y los jóvenes sin hogar.

En 1997 debido a su débil estado de salud, renunció como jefa de las Hermanas Misioneras de la Caridad.

La Madre Teresa falleció en Calcuta el 5 de septiembre de 1997

En esa misma fecha, se celebra su festividad.

ORACIÓN A SANTA TERESA DE CALCUTA

Amada Madre Teresa, que amaste intensamente a Jesús,

en cada uno de los pobres y enfermos que atendiste,

te ruego que intercedas por mí

para que el Señor me alcance las gracias necesarias

para ver en cada pobre, para ver en cada enfermo

al Jesús sufriente que clama por nuestro amor y nuestro servicio.

Amén

SANTA TERESA DE CALCUTA: La madre de los pobres

Categorías
Santas

Santa Teresita del Niño Jesús

Patrona de las Misiones.

Santa Teresita nació el 2 de enero de 1873, en el seno de una familia muy piadosa, sus padres Luis Martín y Celia Guérin, también son santos.

Cuando sólo tenía 4 años, murió su madre, lo que obligó a su padre Martín a vender todo lo que tenía, para  ir a vivir a Lisieux.

A los 14 años, Santa Teresita ingresó al Carmelo de Lisieux pero se encontró con un obstáculo: el superior eclesiástico del lugar no autorizaba su ingreso hasta que cumpliera 21 años.

Por consiguente, Teresita solicitó audiencias con los obispos de Lisieux y Bayeux, para que le permitieran ingresar al convento carmelita pero no obtuvo respuesto.

Por eso fue hasta el Vaticano, para pedirle nada más y nade menos que al Papa León XIII, que la dejara ingresar al Carmelo.

Allí  recibió una respuesta evasiva, que no era lo que ella esperaba.

Finalmente, Teresita pudo ingresar al Carmelo el 9 de abril 1888, después de abandonarse a la Divina Providencia.

La vida en el Carmelo

Durante su vida en el convento, no le faltaron dificultades que tuvo que enfrentar y resolver, donde llegó a sentir sequedad en el alma.

La santa se ocupó de realizar varias labores, hasta que un día fue designada para ser auxiliar de la maestra de novicias.

La Historia de un Alma

El libro “Historia de un Alma” fue escrito por Santa Teresita, a pedido de la Madre Superiora Inés de Jesús, entre 1885 y 1896.

El libro se publicó en el año 1898 y es el principal manuscrito de la vida de Santa Teresita.

En ese libro cuenta en que consiste la infancia espiritual: hacerse niño o niña, ante Dios y los hombres.

También define a la oración como una simple mirada al cielo, un grito de amor y gratitud, tanto en el momento de la prueba como en el momento de gozo.

Su gran deseo ha sido: “Quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la Tierra”

Su festividad se celebra el 1 de octubre.

ORACIÓN A SANTA TERESITA

Amada Santita de mi vida, a ti me encomiendo cada día,

sé que tu deseo es pasar haciendo el bien en la Tierra,

por eso me entrego a tu santa intercesión,

sobre todos en los momentos de sequedad de mi alma,

para que me concedas del Señor,

que nunca abandone la oración y la gracia de la perseverancia final,

para poder estar contigo en el cielo, alabando al Señor.

Amén.

Novena de Sanación Interior a Santa Teresita del Niño Jesús

Estatua Santa Teresita    Santa Teresita del Niño Jesús obras completas