Categorías
Santas

Santa Gertrudis la Grande

Patrona de las personas místicas.

Santa Gertrudis la Grande o Santa Gertrudis Magna, fue una monja benedictina que vivió entre los siglos XIII Y XIV, en Alemania.

Es la patrona de las personas místicas por se la primera, de quien se tiene referencias de tener videncias y trato con Dios.

Además, esta santa fue la primera en difundir la devoción al Sagrado Corazón y el culto a San José.

Santa Gertrudis era sobrina de Santa Matilde.

La visión que cambió su vida.

La vida monacal de Santa Gertrudis no tenía nada de extraordinario, hasta que el 27 de enero de 1281, tuvo una experiencia mística, que transformó su vida.

La santa tuvo la oportunidad de ver a Jesucristo adolescente, que le dijo: “No temas, te salvaré, te libraré… Vuélvete a mí y yo te embriagaré con el torrente de mi divino regalo”.​

A partir de esta, que fue su primera experiencia mística, tomó la decisión de dejar sus estudios profanos y de literatura.

A partir de allí se dedicó a los estudios teológicos y tuvo otras experiencias místicas.

La transmisora de las revelaciones.

Santa Gertrudis tuvo otro encuentro con Jesús, que le dijo: “Gertrudis, tú serás mi heraldo”.

Por lo tanto, la santa se dedicó a escribir los mensajes que recibía en las revelaciones, en cinco libros.

La obra fue titulada por Santa Gertrudis “Heraldo de la amorosa bondad de Dios”.

Santa Gertrudis Magna falleció a los 45 años de edad.

Su Fiesta.

La festividad de Santa Gertrudis se celebra cada 16 de noviembre.

Oración enseñada por Jesús a Santa Gertrudis por las almas del purgatorio.

(Con esta oración se podría liberar 1000 almas del purgatorio cada vez que la santa la rezara).

Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las Misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio por todos los pecadores del mundo. Por los pecadores en la Iglesia universal, por aquellos en propia casa y dentro de mi familia. Amén.

Categorías
Santos

San Gelasio I

El Papa que canonizó a San Jorge.

San Gelasio I fue un Papa de ascendencia africana, que fue elegido Papa en el siglo V.

Defendió con fuerza la cátedra de Roma y luchó contra las herejías.

Además, fue un hombre de mucha oración, profunda espiritualidad y estudio.

Aspectos salientes de su papado.

Estableció la separación entre el ámbito temporal y el ámbito espiritual. 

Asimismo, suprimió varios cultos paganos.

Según algunos autores, entre los suprimidos se encuentra la fiesta de los lupercales, antecedente de la fiesta de San Valentín.

También se lo reconoce como un protector de los pobres y además canonizó a San Jorge.

Festividad.

La fiesta de este santo se celebra el día 21 de noviembre.

ORACIÓN A SAN GELASIO I

Amado Papa San Gelasio I, imploro tu santa intereseción,

te ruego me ayudes a ser un firme defensor de la Fe cristiana,

por medio de tu poderosa súplica, consígueme del Señor las gracias que necesito para tener una profunda espiritualidad,

constancia en la oración y en la meditación de la Palabra de Dios.

Amén.

Historia de la Iglesia: Desde los orígenes del cristianismo hasta nuestros días

Categorías
Santos

San Andrés

El primer apóstol de Jesucristo.

San Andrés era el hermano mayor de San Pedro y también era pescador.

Este apóstol fue primero discípulo de San Juan Bautista y luego siguió a Jesucristo y quien por medio de él, conoce a San Pedro.

San Andrés es el fundador de la Iglesia en Constantinopla (actual Estambul, Turquía) y fue crucificado en Grecia en ciudad de Patras.

La tradición dice que su crucifixión fue realizada en una cruz que tenìa forma de “X”.

El santo es el patrono de la Iglesia Ortodoxa.

Las reliquias

Las reliquias del apóstol San Andrés se encuentran en dos santuarios.

Una parte se encuentra en la Catedral de San Andrés Apóstol en la ciudad de Amalfi, Italia.

La otra parte está en la Catedral de San Andrés en Patras, Grecia.

Festividad

La fiesta de San Andrés Apóstol se celebra el 30 de noviembre.

ORACIÓN AL APÓSTOL SAN ANDRÉS

¡Glorioso Apósto San Andrés! Te elevo confiado mi plegaria.

Te ruego que seas mi mediador ante el Señor,

para que me ayude en todas mis necesidades,

y también me conceda la gracia

de la perseverancia final.

Amén.