Categorías
Santas

Santa Faustina Kowalska

Servidora de la Divina Misericordia.

Su nombre era Helena Kowalska pero al ingresar el convento adoptó el nombre de María Faustina del Santísimo Sacramento.

Faustina ingresó en 1925 a la congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericorcia, despues de muchos llamados de Jesús.

Escribió sobre sus experiencias místicas en un diario espiritual, a pedido de su confesor.

Las apariciones de Jesús.

En 1931 comenzaron las apariciones de Jesús. El Señor le pidió a Santa Faustina le pidió que pintara un cuadro con la imagen suya.

Además, la imagen debía tener la leyenda “Jesús, en vos confío” y la imagen debía ser solemnemente bendecida el primer domingo después de Pascua.

La Devoción de la Divina Misericordia.

En su diario describió la Devoción a la Divina Misericordia, que surge de las conversaciones que la santa mantenía con Jesús.

A la misericordia se obtiene con confianza en Jesús, ya que esa es su principal prerrogativa, por ser la última tabla de salvación.

La Fiesta de la Misericordia.

Esta fiesta se celebra el domingo siguiente al de Pascua y fue instituida por San Juan Pablo II.

Jesús prometió a Santa Faustina que el perdón total de los pecados que  y penas a quien ese día se confiese y comulgue.

La Coronilla a la Divina Misericordia.

Santa Faustina escribió en su diario que Jesús le dijo que derramará un enorme caudal de gracias sobre las almas que recen la coronilla.

El Señor le dijo a Santa Faustina, que esta oración es para aplcar su ira.

Se debe rezar durante 9 días, con un rosario común.

Además, Jesús le dijo a la santa: “A las almas que recen esta coronilla, Mi misericordia las envolverá en vida y especialmente a la hora de la muerte”.

La coronilla se reza de esta forma:

La Coronilla a la Divina Misericordia se reza con un rosario común.   Se comienza haciendo la señal de la Cruz: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Oración al principio (opcional): “Expiraste, Jesús, pero la fuente de vida brotó para las almas y el mar de misericordia se abrió para el mundo entero. Oh fuente de vida, insondable Misericordia Divina, abarca al mundo entero y derrámate sobre nosotros”.
“Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús, como una Fuente de Misericordia para nosotros, en Ti confío”.
En las cuentas grandes del Padre Nuestro antes de cada decena: “Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero” .
En las 10 cuentas pequeñas de cada decena: “Por Su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero”.
Después de las cinco decenas, repita tres veces: “Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero”.
Oración final (opcional): “Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentamos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia Misma”.

Finalizar repitiendo tres veces: “Jesús en Vos Confío”.

La Hora de la Misericordia.

Jesús también le enseñó esta devoción a Faustina, donde lo ne indicó la realización de propone una oración concreta para las 3 de la tarde.

Se puede rezar el Via Crucis, hacer una visita al Santísimo Sacramento, y si el tiempo no lo permite debido a las obligaciones, por lo menos, durante un breve momento, allí donde estemos, hay que tratar de unirse al Señor en el momento de la agonía en la Cruz.

Lo que se debe hacer es meditar el misterio de la Pasión de Cristo.

Se pueden rezar estas oraciones breves a las tres de la tarde:

1.- “Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús, manantial de misericordia para nosotros, en Ti confío”.

2.- ” Expiraste Jesús, pero Tu muerte hizo brotar un manantial de vida para las almas y el océano de Tu misericordia inundó todo el mundo. Oh, Fuente de Vida, insondable misericordia divina, anega el mundo entero derramando sobre nosotros hasta tu última gota de sangre”.

Requisitos que se deben cumplir en esta devoción:

1.- Debe tener lugar a las tres de la tarde (cuando el reloj marca la hora exacta).

2.- Debe dirigirse directamente a Jesús.

3.- En nuestras súplicas y peticiones, hay que referirse a los méritos y al valor de su dolorosa Pasión.

Jaculatoria.

Jesús le pidió a Faustina que escribiera en su diario esta jaculatoria y le pidió que la rezara con frecuencia:

“Oh Sangre y Agua, que brotaste del Sagrado Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, yo confío en Vos”.

Los últimos días de la santa.

Santa Faustina padeció muchos dolores en los últimos años de su vida. Falleció a los 33 años el 5 de octubre de 1938, fecha en que se celebra su festividad.

Fue canonizada por San Juan Pablo II, el 30 de abril del año 2000.

ORACIÓN A SANTA FAUSTINA

¡Oh Santa Faustina! Me encomiento a tu santa interseción

ayúdame a entregarme confiadamente a la Divina Miserircordia,

y también a difundir esta devoción,

para la conversión de los pecadores.

Amén

Diario de Santa María Faustina

Categorías
Devociones Marianas

Nuestra Señora de Fátima

La mujer de blanco más brillante que el sol.

Durante 1917 en Portugal, tres niños pastorcitos vieron sobre un árbol a una señora de blanco, más brillante que el sol.

Esa mujer era la Virgen María, que les pidió que volvieran al lugar, el mismo día y a la misma hora durante cinco meses consecutivos.

Además, les pido que rezaran el santo rosario.

Los niños se llamaban Lucía, Jacinta y Francisco.

Cuando se volvieron a encontrar con la Virgen, la Madre de Dios les anunció la muerte de Francisco y de Jacinta.

Francisco falleció en 1919 y al año siguiente murió Jacinta. Ambos fueron canonizados por el Papa Francisco en 2017. Su festividad es el 20 de febrero.

Durante las visiones, los niños decían que la Virgen pedía la conversión, oración y penitencia. Otros mensajes anunciaban guerras.

El Milagro del Sol

El 13 de octubre de 1917, se produjo el milagro del sol, que consistió en una serie de movimiento bruscos del astro, nunca vistos y contrarios a toda ley cósmica. El fenómeno fue visto por 70.000 personas.

Los tres secretos

La Virgen en los encuentros con los niños, les reveló tres secretos:

1.- La visión del infierno.

2.- La Virgen dio instrucciones de cómo salvar las almas del Infierno y reconvertir el mundo a la cristiandad.

3.- El que más demoró en revelarse. Una visión donde aparece el Santo Padre atravesando una ciudad media en ruinas, que luego es asesinado.

Lo importante de la apariciones

El pedido de la Virgen del rezo del Santo Rosario para la conversión de los pecadores y del mundo entero.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

¡Oh dulce Virgen de Fátima! que nos pediste en tus apariciones,

conversión y oración,

te ruego que me ayudes a ser mejor cada día,

hazme abrazar con devoción y fidelidad al Santo Rosario,

y dame un corazón penitente

dispuesto a ofrecerle al Señor cada uno de mis sacrificios.

A ti me encomiendo Madre mía.

Amén

Figura de la Virgen de Fátima

Categorías
Santos

San Francisco de Asís

Patrono de la Ecología.

El amor por la Creación Divina es un rasgo distintivo de este santo,  proclamado por San Juan Pablo II, como patrono de la ecología.

Francisco nació en una familia de muy buen pasar, que no tenía problemas económicos.

Cuando llegó a su juventud, hizo un viaje a Roma y visitó la iglesia de San Pedro.

En ese lugar se encontró con muchos mendigos. A uno de ellos le cambió su ropa fina por la deshilachada ropa del mendigo.

Además, pasó la noche junto a los mendigos hasta el amanecer, lo cual lo llenó de gozo.

La vocación

Después de esa experiencia en Roma regresó a Asís, donde decidió repartir el dinero que gastaba en fiestas y en banquetes.

Pasaron unos días y Francisco volvió a vivir una experiencia que los marcaría. Se encontró con un leproso al que ayudó, luego de tener alguna duda.

Finalmente, iba a ocurrir algo que iba a hacerle cambiar de vida, en forma definitiva.

Francisco estaba rezando en una capilla llamada San Damián, que estaba bastante arruinada,

De pronto, mientras rezaba, escuchó una voz que le dijo: “Francisco; repara mi casa que se está cayendo”.

Luego de tener un enfrentamiento con su padre, que se oponía a la nueva vida que Francisco había decidido tener, comenzó a trabajar para restaurar la iglesia de San Damián.

Comienza la historia de una nueva Orden

Estando en la capilla de Santa María de los Ángeles o la Porciúncula, se dio cuenta que debía predicar y exhortar a los demás a la conversión de los pecadores.

De esta manera, comenzó a recorrer Asís, consiguiendo que muchos cambiaran de vida y se le sumaran jóvenes con deseos de misionar.

Francisco envió algunos frailes a Roma, para que el Papa, le aprobara la regla que él mismo había escrito, pero no les fue aprobada.

El santo viajó en persona para hablar con el pontífice Inocencia III, quien finalmente confirmó su regla y les mandó que guarden penitencia.

Los nuevos clérigos se instalaron en cercanías de la Porciúncula y repartían su tiempo entre la oración y el trabajo.

La orden fue creciendo e inclusive un grupo de muchachas encabezadas por Santa Clara de Asís, fundaron la Orden de las Señoras Pobres (clarisas).

Sus últimos años

En el año 1219 Francisco renunció a la dirección de la Orden Francisca y comenzó a tener una vida más retirada, contemplativa y con experiencias místicas.

En una de sus experiencias místicas, quedaron impresas en su cuerpo las llagas de la Pasión de Cristo.

Luego padeció varias enfermedades, lo que lo llevó a aceptar que lo llevaran a una choza en el huerto de San Damián.

Francisco había quedado casi ciego y cuando le quedaban pocos días de vida, pidió que lo llevaran a la Porciúncula y allí murió.

Antes de partir, les pidió a sus frailes que permanecieran en en el amor a Dios, de la santa pobreza y de la paciencia.

La fiesta de este santo, se celebra el 4 de octubre.

Medalla de San Francisco de Asís

ORACIÓN A SAN FRANCISCO DE ASÍS

Oh! Piadoso San Francisco hoy invoco tu nombre

para pedirte que me acompañes con tu oración en el cielo,

a ti que amaste la Obra Creadora de Dios como ninguno,

te ruego que me consigas del Señor, la gracias necesarias

para tener un espíritu humilde que no deje de maravillarse

con todo lo que el Señor ha Creado y también para comprometerme

con el cuidado de la Obra magnifica del Padre que está en los cielos.

Amén

EL CÁNTICO DE LAS CRIATURAS de San Francisco de Asís

Altísimo, omnipotente, buen Señor,
tuyas son las alabanzas,
la gloria y el honor y toda bendición.
A ti solo, Altísimo, te corresponden
y ningún hombre es digno de pronunciar tu nombre.
Loado seas, mi Señor, con todas tus criaturas,
especialmente el señor hermano sol,
él es el día y por él nos alumbras;
y es bello y radiante con gran esplendor:
de ti. Altísimo, lleva significación.
Loado seas, mi Señor,
por la hermana luna y las estrellas:
en el cielo las has formado
claras y preciosas y bellas.
Loado seas, mi Señor, por el hermano viento,
y por el aire y el nublado y el sereno y todo tiempo,
por el cual a tus criaturas das sustento.
Loado seas, mi Señor, por la hermana agua,
que es muy útil y humilde y preciosa y casta.
Loado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual alumbras la noche:
y es bello y alegre y robusto y fuerte.
Loado seas, mi Señor,
por nuestra hermana la madre tierra,
que nos sustenta y gobierna
y produce distintos frutos
con flores de colores y hierbas.
Loado seas, mi Señor,
por los que perdonan por tu amor
y sufren enfermedad y tribulación.
Bienaventurados aquellos que las sufren en paz,
pues por ti, Altísimo, coronados serán.
Loado seas, mi Señor,
por nuestra hermana la muerte corporal
de la cual ningún hombre vivo puede escapar.
¡Ay de aquellos que morirán en pecado mortal!
Bienaventurados
los que encontrará en tu santísima voluntad,
pues la muerte segunda no les hará mal.
Load y bendecid a mi Señor,
y dadle gracias y servidle con gran humildad.

El mendigo alegre. Historia de san Francisco de Asís

Categorías
Santos

San Felipe Apóstol

Sus orígenes

San Felipe el Apóstol, era oriundo de Betsaida, al igual que los apóstoles San Pedro y San Andrés.

Jesucristo lo llamó a ser su apóstol, en los primeros días de la vida pública del Divino Maestro.

Su martirio

San Felipe murió martirizado en Hierápolis, actual Turquía, luego de ser encarcelado y de sufrir numerosos y crueles tormentos.

San Felipe fue crucificado y los paganos lo apedrearon hasta dejarlo muerto.

Finalmente, unos discípulos cristianos se ocuparon bajarlo de la cruz y sepultaron al apóstol.

Festividad

Su fiesta se celebra junto con la del apóstol Santiago el menor, el 3 de mayo.

ORACIÓN A SAN FELIPE

Amado apóstol San Felipe, te ruego que me des fortaleza para dar testimonio de mi Fe cristiana, intercede por mí para que trabaje sin descanso, como lo hiciste tú, por la conversión de los pecadores.

Amén

LEE SOBRE MÁS HECHOS DE SAN FELIPE Y LOS DEMÁS APÓSTOLES