Categorías
Santos

San Marcos Evangelista

El león alado.

Cada 25 de abril la Santa Iglesia Católica, celebra la fiesta del evangelista y mártir San Marcos.

Este santo está representado por el león alado porque se lo relaciona con uno de los cuatro seres vivientes del Apocalipsis.

También se lo relaciona con el león, por ser este el rey del desierto y por comenzar San Marcos, hablando del desierto en el evangelio.

El hijo espiritual de San Pedro.

El evangelista era primo de San Bernabé y acompañó a este y a San Pablo en el primer viaje misionero que hicieron estos dos apóstoles.

Además, San Marcos fue un discípulo muy querido por San Pedro, a quien acompaño a Roma.

En alguna de sus cartas San Pedro se refiere a San Marcos como “hijo mío”.

No hay dudas de que el hombre que escribió el primer evangelio, era una persona de extrema confianza del Apóstol.

San Marcos, según la tradición, fue obispo de Alejandría en Egipto y en ese lugar, murió mártir un 25 de abril.

El sepulcro de San Marcos se encuentra en Venecia y también hay reliquias de la cabeza en Catedral Patriarcal Copta de El Cairo.

El autor del primer evangelio escrito.

San Marcos ha sido el gran intérprete del Apóstol Pedro y de allí nace el primero y más breve de los evangelios, donde San Marco escribió lo que San Pedro enseñaba.

El evangelio fue escrito en griego, entre los años 60 y 70 después de Cristo. 

Los otros evangelistas tomaron como base, el ordenado relato de San Marcos, considerado un modelo de relato periodístico, por narrar de una forma muy concreta la vida de Jesucristo.

ORACIÓN A SAN MARCOS

Bendito San Marcos, me encomiendo a tu santa protección,

te ruego me consigas la gracia de ser un perseverante apóstol de Nuestro Señor Jesucristo,

y también, te pido la gracia de la Salvación eterna.

Amén

Rezar un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria.

Icono de San Marcos Evangelista

Categorías
Santos

San Juan Evangelista

El discípulo Amado.

San Juan al igual que el apóstol San Pedro era pescador y era hermano del Apóstol Santiago el Mayor.

El Evangelio de este Apóstol es superlativo, con enormes elementos teológicos. Por eso, se lo llama el águila de los evangelistas.

Ese memorable Evangelio comienza así:

“Al principio existía la Palabra,
y la Palabra estaba junto a Dios,
y la Palabra era Dios.

Al principio estaba junto a Dios.

Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra
y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe.

En ella estaba la vida,
y la vida era la luz de los hombres.

La luz brilla en las tinieblas,
y las tinieblas no la percibieron.

San Agustín realizó un tratado de este Evangelio y se suele decir, que en el desarrollo de esta obra, el santo es como un águila siguiendo a otra águila.

Misión Apostólica

Su misión apostólica lo llevó a establecerse en Éfeso y desde allí dirigió a los todos los cristianos de Oriente.

El apóstol predilecto de Jesún, obraba grandes prodigios con su prédica, lo cual llegó a oidos del emperador Domiciano, quien lo hizo llevar a Roma.

Domiciano consideró a San Juan como enemigo de los dioses del Imperio. Por eso, mandó a que lo castigaran mediante azotes.

El Milagro

Además, el emperador ordenó que lo mataran arrojándolo a una caldera de aceite hirviendo. Pero el Apóstol salió ileso.

Ante esto el Emperador, decidió enviarlo confinado a la Isla de Patmos, donde permaneció hasta la muerte de Dominiciano, regresando luego a Éfeso.

Su fiesta se celebra el 27 de diciembre, fecha en que según la tradición partió a la casa del Padre.

ORACIÓN A SAN JUAN

Glorioso san Juan Evangelista, discípulo amado de Jesús,

a ti  me dirijo en busca de tu santa intecesión,

para pedirte con confianza,

que nos consueles de nuestras penas,

y te ruego me conserves intacta la pureza espiritual.

Amén

Medalla de San Juan Evangelista