Categorías
Santos

Santo Domingo de Silos

El gran liberador de cristianos prisioneros.

Santo Domingo de Silos fue un monje benedictino que vivió en el siglo XI.

Este santo pudo liberar a más de 300 cristianos prisioneros de los musulmanes que eran sometidos a la esclavitud.

El gran organizador.

Si algo caracterizaba a Santo Domingo, era su capacidad organizativa, que le permitió recuperar el Monasterio de Silos, al que dotó de una de las bibliotecas más completas de esa época.

La aparición a la madre de Santo Domingo.

A casi un siglo de haber partido a la Casa de Padre, se le manifestó a Juana de Aza, la madre de Santo Domingo de Guzmán, para decirle,  que sería madre de un niño que sería un gran apóstol de Jesucristo.

Su Fiesta.

Santo Domingo de Silos falleció el 20 de diciembre de 1073, fecha en que se celebra su festividad.

ORACIÓN A SANTO DOMINGO DE SILOS.

¡Gran Abad Santo Domingo de Silos! Confiadamente te suplico,

que me ayudes a ser la alegría de Cristo, por medio de una  vida de oración

y por la realización de buenas acciones.

Amén

Santo Domingo de Silos

Categorías
Devociones Marianas

La Inmaculada Concepción

Dogma de Fe.

Este dogma de Fe fue establecido el 8 de diciembre de 1854 por el Papa Pío IX.

La Santísima Virgen María, Madre del Salvador, por una gracia especial de Dios, fue preservada de todo pecado desde su concepción.

El Documento que decreta el Dogma.

Es una Bula del Papa Pío IX, que se llama “Ineffabilis Deus”. 

En esa Bula el Papa dice: “Definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles”.

La catequesis de San Juan Pablo II

El Papa San Juan Pablo II,  sobre este dogma ha dicho : “En María, llena de gracia, la Iglesia ha reconocido a la «toda santa, libre de toda mancha de pecado” (Lumen gentium, 56).

El término “hecha llena de gracia» que el ángel aplica a María en la Anunciación se refiere al excepcional favor divino concedido a la joven de Nazaret con vistas a la maternidad anunciada, pero indica más directamente el efecto de la gracia divina en María, pues fue colmada, de forma íntima y estable, por la gracia divina y, por tanto, santificada”.

Fundamento Bíblico.

En el Génesis se puede encontrar la promesa de la Redención, cuando Dios declara la enemistad entre la serpiente y la Mujer. Cristo, la semilla de la mujer (María) aplastará la cabeza de la serpiente. Ella será exaltada a la gracia santificante que el hombre había perdido por el pecado. Solo el hecho de que María se mantuvo en estado de gracia puede explicar que continúe la enemistad entre ella y la serpiente. 

Por eso se lo llama Protoevangelio, porque contiene la promesa concreta de que vendrá un redentor.

Junto con el Redentor, se manifestará esta obra maestra: La preservación perfecta de todo pecado de su Madre Virginal.

El texto original griego del Evangelio de San Lucas, que narra en encuentro entre la Virgen y el Argangel San Gabriel, utiliza una palabra “kecharitomene”, que quiere decir abundancia de gracia y no llena de gracia, como se lee en la versión en castellano.

ORACIÓN A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

¡Inmaculada Madre de Dios! Mira a este pecador que suplica tu santa intercesión.

¡Madre Bendita! ¡Abundante de Gracia! Aboga por mí ante el Señor para que me mire con bondad y perdone mis pecados.

Acompáñame Dulce Virgen María, en este duro peregrinar de cada día.

Protégeme del maligno y ayúdame a alcanzar la salvación.

Amén.

Jaculatoria

Bendita sea la santa e Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, Madre de Dios. Avemaría.

PIADOSO EJERCICIO PARA OFRENDAR 
A LA SANTÍSIMA E INMACULADA VIRGEN MARÍA, MADRE DE DIOS

Dios Poderoso y Eterno, que por la Inmaculada Virgen, preparaste una digna morada a tu Hijo; te suplico que, así como a ella la preservaste de toda mancha en previsión de la muerte del mismo Hijo, me concedas también que, por medio de su intercesión, llegue a tu presencia puro de todo pecado. Por el mismo Jesucristo, nuestro señor. Amén.

1. Bendita sea la santa e Inmaculada Concepción de la Gloriosa Virgen María, Madre de Dios. Se reza un Avemaría.

2. Oh Santa María, que entraste en el mundo sin mancha de culpa, consígueme de Dios que yo pueda salir de este mundo sin pecado. Se reza un Avemaría.

3. Oh Virgen María, que nunca tuviste la mancha del pecado original, ni de ningún pecado actual, te encomiendo y confío la pureza de mi corazón. Se reza un Avemaría.

4. Por tu Inmaculada Concepción, oh María, haz puro mi cuerpo y santa el mi alma. Se reza un Avemaría.

5. Oh María, concebida sin pecado, ruega por nosotros, que recurrimos a Ti. Se reza un Avemaría.

La Inmaculada Concepción de la Virgen por Murillo

Categorías
Devociones Marianas

Virgen de Loreto

La Santa Patrona de los aviadores.

La historia de la Virgen de Loreto, es la historia de una serie de traslados de la Santa Casa de la Virgen María.

La Santa Casa se trasladó desde Nazareth hasta Loreto, Italia.

Pero antes de llegar a Loreto la Santa Casa,  había sido trasladada a Tarseto en Croacia.

Luego se traslada a Ancona, Italia a un bosque de laureles, por eso recibe el nombre de Loreto (del latín Lauretum: lugar poblado de laureles).

El último tramo del traslado culminó el 10 de diciembre de 1294.

El traslado según la tradición

Fue realizado por ángeles para ser protegida y resguardada de todo peligro.

Por este milagroso traslado, se considera a esta advocación, como la protectora de los aviadores.

Pero algunos historiadores, indican que fue trasladada por mar en buques de las cruzadas y por medio de la familia Angeli, fue llevada a Loreto.

La Basílica de la Santa Casa

Es el templo que se construyó alrededor de la  Santa Casa de la Virgen María, en Loreto, Italia.

El santuario fue construido entre 1468 y 1587,

ORACIÓN A LA VIRGEN DE LORETO

Amada Virgen de Loreto, a ti acudo con confianza,

para rogar por tu santa intercesión,

para pedirte que protejas mi familia,

a ti que habitaste son la Sagrada Familia en la Santa Casa,

te ruego que nos ayudes todos, a ser una buena familia cristiana.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra,

te pido que protejas también a todas las demás familias,

y las ayudes a estar siempre cerca de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén

Estatua  de la Virgen de Loreto

Categorías
Devociones Marianas

Virgen de Guadalupe

La Madre de las Américas.

La historia de la Virgen de Guadalupe comienza el 9 de diciembre de 1531, cuando por unos días se produjeron apariciones de la Virgen.

La última aparición ocurrió el 12 de diciembre de ese año, fecha en que se celebra la festividad de Nuestra Señora de Guadalupe.

La Primera Aparición

Fue el 9 de diciembre a un indio recién convertido a la Fe Católica, llamado Juan Diego.

Cuando Juan Diego fue a rezar, vio una nube blanca y escuchó que lo llamaban por su nombre.

Además, el indio vio a una Señora, quien le dijo ser la Virgen María.

El pedido de la Virgen

La Virgen le pidió a Juan Diego, que fuera a ver al obispo y le diga que en ese lugar (Cerro Tepeyac), se le construyera un templo pero el obispo no le creyó.

Juan Diego volvió al lugar y se encontró de nuevo con la Virgen, quien le insistió que volviera a hablar con el obispo.

El indio fue a ver nuevamente al obispo, quien al escucharlo le dijo que la Señora debía darle alguna señal que probara que ella era la Madre de Dios.

Juan Diego volvió para hablar con la Virgen, que le dijo que volviese al día siguiente al mismo lugar pues allí le daría la señal.

La señal de la Virgen

Pero al día siguiente Juan Diego no pudo volver al cerro pues su tío estaba muy enfermo.

Era la madrugada del 12 de diciembre de 1531 cuando Juan Diego fue rápidamente a un sacerdote para su tío que estaba agonizando. Cuando llegó al sitio debía encontrarse con la Virgen, optó por  tomar otro camino para evitarla.

Pero de repente la Virgen María salió a su encuentro y le preguntó a dónde iba.

El indio le explicó lo que sucedía y la Virgen le dijo a Juan Diego que su tío no moriría y que ya estaba sano.

Entonces el indio le pidió la señal que debía llevar al obispo.

La Virgen le dijo que subiera a la cumbre del cerro. Allí encontró rosas frescas y cortó cuantas pudo y se las llevó al obispo.

Al encontrarse con el obispo Juan Diego desplegó su manta y se  cayeron al suelo las rosas y en su tilmatli estaba la imagen de la Virgen.

Al ver esto, el obispo llevó la imagen santa a la Iglesia Mayor y edificó una ermita en el lugar que había señalado el indio.

Esa imagen en el tilmatli hoy se venera como Nuestra Señora de Guadalupe.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE GUADALUPE

Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas

tu que sales al encuentro de nosotros, los pecadores,

me consagro a ti con todo mi ser y todo mi amor.

Te consagramos mi vida, mi familias,

mi trabajo de cada día, mis alegrías, mis tristezas

y mis dolores y enfermedades.

Te ruego por el Papa, los obispos, los sacerdotes, lo diáconos

los religiosos, las religiosas, los consagrados y consagradas de

toda nuestra América.

Protégenos a todos Madre Buena, que en ti ponemos toda nuestra

esperanza.

Amén.

Medalla de la Virgen de Guadalupe

Categorías
Santas

Santa Lucía

La Patrona de la vista.

Santa Lucía es una mártir cristiana que vivió en el siglo IV,  pertenecía a una familia rica y fue educada en la fe cristiana.

La santa siempre tuvo deseo de consagrarse a Cristo, pero su madre la comprometió para casarse con un joven pagano.

La madre de Lucìa estaba enferma y Lucía la convenció para que fuera a rezar a la tumba de Santa Águeda de Catania, para que pueda curarse de las hemorragias.

Dios escuchó los ruegos de la madre de Lucía y fue sanada.

Fue entonces cuando Lucía le pidió a su madre, que la liberara del compromiso con el joven pagano y la madre de lo permtió.

Santa Lucía iba a dedicar su vida a consagrarse a Dios pero el joven la delató por ser cristiana y fue arrestada.

El martirio

Lucía tuvo que comparecer ante un juez, bajo la acusación de ser cristiana.

Como Lucía se negó a hacerle sacrificios a los dioses paganos, le ataron con cuerdas en las manos y en los pies, no podían moverla por màs fuerza que hicieron.

Entonces se ordenó torturarla con aceite y pez hirviendo, pero no lograron hacerla desistir.

Por lo tanto, Lucía fue condenada a morir decapitada.

El patronazgo

Existen varios relatos de leyenda, mucho de los cuales provienen de la Edad Media.

Uno de ellos dice que el proconsul que la juzgó, ordenó a sus soldados que le arrancaran los ojos a Lucía, pero luego de que lo hicieron, Dios le concedió unos nuevos ojos aún más hermosos que los que tenía antes

La festividad de Santa Lucía se celebra el 13 de diciembre.

ORACIÓN A SANTA LUCÍA

Dulce  Santa Lucía, abogada de la vista,
con confianza te elevo mi plegaria.

Te pido me consigas del Señor,
la gracia de tener mi vista sana.

Y que con ellos vea y agradezca al Señor
su obra creadora.

Me encomiendo a tu santa interseción,                                    esperando verte en el cielo,                                                                para junto a ti alabar a Jesucristo eternamente.

Amén

Figura de Santa Lucía

Categorías
Santas

Santa Bárbara

Patrona de los mineros

Santa Bárbara fue una joven que vivió en los primeros siglos de la era cristiana, la ciudad de Nicomedia, actual Izmit, Turquía.

Su padre la encerró en un castillo para evitar que se convirtiera al cristianismo.

De todas formas, Santa Bárbara se bautizó y se manifestó su Fe ante su Padre, quien intentó matarla en honor a los dioses paganos.

El martirio

Santa Bárbara huyó pero finalmente fue apresada. Fue el comienzo de su martirio.

La santa fue cruelmente torturada y finalmente se dispuso su ejecución, siendo decapitada.

Según la tradición, el verdugo fue su propio padre quien luego de realizar la ejecución, fue muerto por un rayo.

Por este hecho, se la considera patrona protectora ante las tormentas eléctricas y también de la minería.

El culto

A Santa Bárbara se la invoca cada vez que se desatan tormentas eléctricas y temporales.

También cuando se trabaja con explosivos, por eso se la considera patrona de la minería.

El culto de esta santa fue declarado oficial, en 1568 por el Papa San Pío V.

Su fiesta se celebra el 4 de diciembre.

ORACIÓN A SANTA BÁRBARA

¡Oh Valiente Santa Bárbara! Que no dudaste en proclamar tu fe ante los tribunales que te juzgaron,

Imploro tu protección para que me libres de todos los males que me aquejan y protégeme de mis enemigos con el poder de tu rayo.

Ayúdame para que tenga una Fe fuerte y dé testimonio de ella con alegría y en paz.

Te ruego no me abandones nunca y acudas a mi, cada vez que te invoque.

Amén.

Medalla de Santa Bárbara

Categorías
Santos

San Juan Evangelista

El discípulo Amado.

San Juan al igual que el apóstol San Pedro era pescador y era hermano del Apóstol Santiago el Mayor.

El Evangelio de este Apóstol es superlativo, con enormes elementos teológicos. Por eso, se lo llama el águila de los evangelistas.

Ese memorable Evangelio comienza así:

“Al principio existía la Palabra,
y la Palabra estaba junto a Dios,
y la Palabra era Dios.

Al principio estaba junto a Dios.

Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra
y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe.

En ella estaba la vida,
y la vida era la luz de los hombres.

La luz brilla en las tinieblas,
y las tinieblas no la percibieron.

San Agustín realizó un tratado de este Evangelio y se suele decir, que en el desarrollo de esta obra, el santo es como un águila siguiendo a otra águila.

Misión Apostólica

Su misión apostólica lo llevó a establecerse en Éfeso y desde allí dirigió a los todos los cristianos de Oriente.

El apóstol predilecto de Jesún, obraba grandes prodigios con su prédica, lo cual llegó a oidos del emperador Domiciano, quien lo hizo llevar a Roma.

Domiciano consideró a San Juan como enemigo de los dioses del Imperio. Por eso, mandó a que lo castigaran mediante azotes.

El Milagro

Además, el emperador ordenó que lo mataran arrojándolo a una caldera de aceite hirviendo. Pero el Apóstol salió ileso.

Ante esto el Emperador, decidió enviarlo confinado a la Isla de Patmos, donde permaneció hasta la muerte de Dominiciano, regresando luego a Éfeso.

Su fiesta se celebra el 27 de diciembre, fecha en que según la tradición partió a la casa del Padre.

ORACIÓN A SAN JUAN

Glorioso san Juan Evangelista, discípulo amado de Jesús,

a ti  me dirijo en busca de tu santa intecesión,

para pedirte con confianza,

que nos consueles de nuestras penas,

y te ruego me conserves intacta la pureza espiritual.

Amén

Medalla de San Juan Evangelista

 

Categorías
Santos

San Esteban Mártir

Sus inicios.

San Esteban es protomártir, es decir, el primer mártir de la Iglesia Católica. El nombre Esteban significa en griego “coronado”.

Por lo tanto, San Esteban ofreció su vida por dar testimonio de su Fe en Cristo Jesús, con quien tenía, como dijo Benedicto XVI, una enorme comunión.

San Esteban recibió la imposición de parte de los apóstoles, el día de Pentecostés, por lo que estaba lleno del Espíritu Santo.

Según la tradición, San Esteban era alguien que agradaba al Señor y estaba colmado de gracias.

Por eso, obró grandes prodigios que atraían muchos seguidores, lo que generó la envidia de los judíos que lo acusaron ante el Sanedrín, por medio de testimonios falsos.

Cuando fue llevado al Sanedrín ante el Sumo Sacerdote, San Esteban dio valientemente testimonio de su Fe en Jesucristo.

Su predicación

En el Libro Hechos de los Apóstoles, Capítulo , 7 podemos leer su maravilloso testimonio, de l cual se resume lo siguiente:

“El cielo es mi trono, y la tierra la tarima de mis pies. ¿Qué casa me edificarán ustedes, dice el Señor, o donde podrá estar mi lugar de reposo?

¿No fueron acaso mis manos las que hicieron todas las cosas?”

¡Hombres rebeldes, paganos de corazón y cerrados a la verdad! Ustedes siempre resisten al Espíritu Santo y son iguales a sus padres.

¿Hubo algún profeta a quien ellos no persiguieran? Mataron a los que anunciaban la venida del Justo, el mismo que acaba de ser traicionado y asesinado por ustedes,

Los que recibieron la Ley por intermedio de los ángeles y no la cumplieron».

Al oír esto, se enfurecieron y rechinaban los dientes contra él.

Esteban, lleno del Espíritu Santo y con los ojos fijos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesucristo, que estaba de pie a la derecha de Dios.

Entonces exclamó: «Veo el cielo abierto y al Hijo del hombre de pie a la derecha de Dios».

Su martirio

Ellos comenzaron a vociferar y, tapándose los oídos, se precipitaron sobre él como un solo hombre,

y arrastrándolo fuera de la ciudad, lo apedrearon. Los testigos se quitaron los mantos, confiándoles a un joven llamado Saulo.

Mientras lo apedreaban, Esteban oraba, diciendo: «Señor Jesús, recibe mi espíritu».

Después, poniéndose de rodillas, exclamó en alta voz: «Señor, no les tengas en cuenta este pecado». Y al decir esto, expiró.

Quienes lo escucharon no soportaron semejante testimonio de Fe y decidieron martirizarlo, apedreándole, hasta su muerte”.

Finalmente, el cuerpo del santo, fue recogido por unos cristianos, que a pesar de estar muy consternados, le dieron sepultura.

Cada 26 de diciembre se celebra la festividad de San Esteban, que es el patrono de los mártires.

Oración a San Esteban

¡Oh San Esteban! Que distes con valentía, testimonio de tu Fe y Amor a Cristo, ayúdame a ser un fiel seguidor de Jesucristo por medio de buenas palabras y buenas acciones, hasta mi último día de  vida terrena. Te ruego que intercedas por mí, para que todos podamos encontrarnos en el Paraíso.

Amén.

IMAGEN DE SAN ESTEBAN

ESTATUA DE SAN ESTEBAN