Categorías
Santos

Santiago el Mayor

El Santo Patrono de España.

Santiago el Mayor el Apóstol, hijo de Zebedeo, hermano del Apóstol San Juan, se lo llama el mayor para diferenciarlo de Santiago el Menor, hijo de Alfeo.

Jesucristo sentía un gran aprecio por a él y por su hermano San Juan y los llamaba los hijos del trueno, por ser personas de fuerte temperamento y con gran celo misionero.

Este apóstol fue testigo junto a su hermano San Juan y a San Pedro, testigo de cuando Jesús resucitó a la hija de Jairo y de la Transfiguración del Señor, lo que marca la cercanía que tenían estos apóstoles con el Señor.

Misión Apostólica

Su labor apostólica comenzó en Jerusalén y según la tradición, llegó a España con la Buena Nueva.

Estando en Zaragoza tuvo una visión de la Virgen María, que en ese lugar se construya un templo que lleve su nombre.

Complaciendo a la Virgen, construyó la capilla Nuestra Señora del Pilar.

El nombre de la capilla,  hace referencia al pilar (columna de jaspe) donde se apareció la Virgen,

Esa capilla en la actualidad es la Catedral-Basílica Nuestra Señora del Pilar.

El primer apóstol mártir

Luego de misionar en España, regresó a Jerusalén, donde sufrió la persecución que Herodes Agripa hizo a los cristianos.

Santiago fue degollado por orden de Agripa y en donde fue martirizado, se encuentra la Catedral Armenia de Santiago, en la ciudad de Jerusalén.

La tradición indica que sus reliquias fueron trasladadas que sus reliquias fueron trasladadas a España y se encuentran en el templo de Compostela, en Galicia.

Su festividad se celebra el 25 de julio.

ORACIÓN A SANTIAGO EL MAYOR

Amado Apóstol Santiago, modelo de seguimiento fervoroso a Cristo, me encomiendo a su santa intercesión,

para que el Señor me conceda tener la misma generosidad y celo apostólico que tuviste tu, para llevar el Evangelio al prójimo, por medio de mis palabras y sobretodo con mi testimonio.

Amén.

Medalla de Santiago Apóstol

Novena a Santiago el Mayor

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Dios y Señor infinitamente Misericordioso,
sé que sin ti no puedo nada,
por eso mi Señor, te pido me perdones mis faltas
y me propongo firmemente cambiar de vida con la ayuda de tu santa gracia, y la santa interseción del Apóstol Santiago
para merecer alabarte eternamente el la Gloria
junto con él y la Santísima Virgen María,
Amén.

ORACIÓN AL COMENZAR PARA TODOS LOS DÍAS

Acto de Contrición

Pésame Dios mío y me arrepiento de todo corazón de haberte ofendido.
Pésame por el infierno que merecí
y por el cielo que perdí;
pero mucho mas me pesa porque pecando ofendí un Dios tan bueno y tan grande como vos;
antes querría haber muerto que haberle ofendido,
y propongo firmemente ayudado por tu divina gracia,
no pecar mas y evitar las ocasiones próximas de pecado. Amén.

Luego

Aclamado Apóstol Santiago, fiel discípulo de Jesucristo Nuestro Señor, te pido que me alcances las gracias que tanto necesito.
Te pido que confirmes en la fe y en el santo temor de Dios que tanto necesito.
Guía y proteje a nuestro Papa.
Intercede por mi ante Dios, para que me otorgue el favor
que te pido en esta novena y así tener un motivo más para darte gracias en la Gloria.
Amén.

ORACIÓN AL FINALIZAR PARA TODOS LOS DÍAS

Dios te suplico me concedas, que por medio de la protección de tu amado Apóstol Santiago,
pueda gozar de la paz eterna. Amén.

Día 1

Comenzar con el acto de contrición y la oración para todos los días.

Oración: Glorioso Apóstol Santiago que prontamente seguiste al  Divino Maestro, doy gracias Dios por los beneficios que te hizo y a ti te  ensalzo por la obediencia y fidelidad con que le haz correspondido el llamado del Señor. Yo me hallo en las redes de mis pasiones, preso de mi amor propio y atado a mis temporales intereses, que me impiden seguir a Dios y atender a sus amorosos llamamientos. Te ruego me alcances del Señor, una determinación como la tuya para romper estos lazos, y dejar de lado, todos esos apegos que me estorban para servir a Dios. Fortaléceme en la Fe, la fidelidad y aún la felicidad temporal de la Iglesia. Para que imitándoos en seguir a Cristo acá en la tierra, te acompañe también en gozar de su vista en la Gloria. Amén.

Rezar tres Padrenuestros y tres Ave Marías.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día 2

Comenzar con el acto de contrición y la oración para todos los días.

Oración: Apóstol defensor de la fe a quien el Divino Maestro distinguió con el renombre de “hijo del trueno”, profetizando los fogosos incendios de caridad con que ibas a consumir la idolatría en las tierras a donde llevaste la luz del Evangelio, añade a ese  beneficio el de alcanzarme de Dios, eficaces auxilios para ser un buen cristiano, cumpliendo fielmente mis obligaciones, para que en el día del juicio, el Divino Pastor no me desconozca como una de sus ovejas. Ayúdame a mantenerme siempre triunfante de enemigos visibles e invisibles, para mayor gloria de Dios, y así hacerme dignos de acompañarte en la Patria Celestial. Amén.

Rezar tres Padrenuestros y tres Ave Marías.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día 3

Comenzar con el acto de contrición y la oración para todos los días.

Oración: Dichoso Apóstol Santiago, te ruego que me ayudes a ser fiel al Señor, como tu lo fuiste, ayuda también a  quienes están  pecado mortal, para que se arrepientan de sus graves pecados y se conviertan y así puedan llegar vivos, a la presencia del Señor en la gloria. Amén.

Rezar tres Padrenuestros y tres Ave Marías.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día 4

Comenzar con el acto de contrición y la oración para todos los días.

Oración: Bendito Apóstol Santiago, muy favorecido por Cristo Rey, te pido que me obtengas la gracia de tener una rendida obediencia a las enseñanzas del Divino Maestro y el desprecio del mundo, que pueda recibir la luz del Señor  y contemple en esta vida sus perfecciones y altísimos atributos, para que cada vez más y más ame su hermosura, desprecie por ella todas cuantas delicias me pueda ofrecer la tierra, y ponga todos mis cuidados en conseguir las del cielo. Amén.

Rezar tres Padrenuestros y tres Ave Marías.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día 5

Comenzar con el acto de contrición y la oración para todos los días.

Oración: Benigno Apóstol  Santiago y amado del Salvador del mundo, te suplico humildemente, que me mantengas atento y vigilante en el cuidado de mi alma y no permitas que me deje llevar por las cosas malas del mundo. Te ruego me acerques bienes espirituales para mi alma que me conduzcan hacia la felicidad espiritual y me hagan merecer y así merecer con vos el eterno descanso.

Rezar tres Padrenuestros y tres Ave Marías.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día 6

Comenzar con el acto de contrición y la oración para todos los días.

Oración: ¡Oh! Fiel servidor de la Santa Madre Iglesia, te suplico fervientemente, que así como supiste plantar en tierras lejanas a Jerusalén, la verdadera religión de Jesucristo, cuides de conservarla en mí y en tantos otros que sinceramente buscan conocer la única Verdad. No ignores, santo amigo, que en mí, y quizá en muchísimos, está muy débil o casi muerta la Fe, por falta de obras dignas de un digno hijo de Dios. Rescátame de la esclavitud de mis pasiones. Alcánzame, del Divino Maestro, una verdadera conversión, para que la penitencia y el continuo ejercicio de las virtudes me permitan acrediten ser dignos miembro de la Iglesia Peregrina, y en el futuro, de la Triunfante Iglesia. Amén.

Rezar tres Padrenuestros y tres Ave Marías.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día 7

Comenzar con el acto de contrición y la oración para todos los días.

Oración: Gran Apóstol Santiago, tan favorecido por la Reina del Cielo, María Santísima, que merecisteis, estando aún ella en esta vida, viniera desde Jerusalén a visitarte,  fortalecerte y pedirte, que  le erigieses en Zaragoza un templo,  yo te suplico, por el mérito que tuviste  al cumplir tan hermoso precepto, consagres también mi corazón en el templo de María Santísima, y pueda servirle con todas mis potencias y sentidos, como Madre amable y poderosa Señora. Hazme  devoto de la Reina de los Santos, que todos la imitemos en amarla y en servirla, para que así como se dignó visitarte en vida, así en ella, y en la hora de nuestra muerte nos visite y asista hasta ponernos seguros en la Gloria. Amén.

Rezar tres Padrenuestros y tres Ave Marías.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día 8

Comenzar con el acto de contrición y la oración para todos los días.

Oración: Fiel Apóstol y Mártir de Jesucristo, que fuiste un servidor leal y valeroso,  te doy gracias por tu heroica constancia, y te ruego  que intercedas por mí, para que yo tenga esa misma entereza, para estar dispuesto a dar mi vida en defensa de mi Fe.  Alcánzame, del Divino Maestro, la salvación y conversión. Alienta y conforta mi espíritu y consígueme las gracias necesarias,  para que sepa resistir firmemente los combates con el enemigo, y perder cuanto sea necesario, honra, hacienda y vida, antes que perder la gracia, perseverando siempre en ella, hasta poseer la Gloria. Amén.

Rezar tres Padrenuestros y tres Ave Marías.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día 9

Comenzar con el acto de contrición y la oración para todos los días.

Oración: Amado Apóstol que por tu intercesión y protección pueda alcanzar de Dios Padre Misericordioso, el perdón de los muchos pecados con que lo he ofendido, alcánzame la gracia de que el maligno enemigo no tenga más poder sobre mi y los dones que me sean necesarios para vencer mis pasiones, para llegar a gozar con vos y los demás bienaventurados en la gloria. Amén.

Rezar tres Padrenuestros y tres Ave Marías.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Apóstol Santiago. Figura Religiosa