Categorías
Santos

San Pío de Pietrelcina

Reza, espera y no te preocupes.

Esto decía el Padre Pìo sobre la oración. El fraile capuchino que nació en Pietrelcina, bajo el nombre de Francesco Forgione.

Cuando se consagró a la vida religiosa y recibió el hábito de la Orden de los Capuchinos, adoptó el nombre de Fray Pío de Pietrelcina en honor a San Pío V.

Fue un sacerdote que durante el sacramento de la reconciliación era capaz de leer las conciencias, tambíen por medio de la oración podría conseguir curas milagrosas, tenía el don de la bilocación y de las profecías y también, recibió los Estigmas.

Solo soy un humilde fraile que ora.

San Pío de Pietrelcina fue ordenado sacerdote el 10 de agosto de 1910 y en 1916 fue enviado al convento de San Giovanni Rotondo.

El padre Pío fue un fraile consagrado intensamente a la oración, que experimentaba en todo su ser el hambre y la sed de Cristo.

Por eso, vivía con una profunda devoción la celebración de cada Misa, al punto de decir “El mundo puede subsistir sin el sol, pero nunca sin la Misa”.

Reflexión sobre la oración de San Pío de Pietrelcina

“Reza, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es misericordioso y escuchará tu oración… La oración es la mejor arma que tenemos; es la llave al corazón de Dios. Debes hablarle a Jesús, no solo con tus labios sino con tu corazón. En realidad, en algunas ocasiones debes hablarle solo con el corazón” San Pío de Pietrelcina

Los estigmas.

Entre los muchos dones que tenía el padre Pío, estaban los estigmas que recibió, lo cual le dio gran popularidad pero también provocó que fuera investigado por la Santa Sede.

El Padre Pío fue el primer sacerdote estigmatizado en la historia de la Iglesia y si bien San Francisco Asís los había tenido, cabe recordar que no fue sacerdote.

Los estigmas estuvieron visibles durante 50 años y  se trataba de heridas profundas en el centro de las manos, de los pies y el costado izquierdo.

Fue examinado por el Dr. Luigi Romanelli quien dijo ““los estigmas del Padre Pío tenían un origen que los conocimientos científicos estaban muy lejos de explicar. La razón de su existencia está mas allá de la ciencia humana”.

A poco de morir, los estigmas cicatrizaron y al quitarle los guantes casi no le quedaban marcas de estos.

El padre Pío falleció a los 81 años el 23 de septiembre de 1968. Fue canonizado por el papa San Juan Pablo II el 16 de junio de 2002.

Su Festividad.

La fiesta de San Pío de Pietrelcina se celebra cada 23 de septiembre.

Coronilla al Sagrado Corazón de Jesús que rezaba el Padre Pío.

Esta oración era rezada por el santo, por quienes se enconmendaban a sus oraciones.

1.- ¡Oh Jesús mío! Tú que dijiste “En verdad os digo: pedid y obtendréis, buscad y encontraréis, golpead y se os abrirá”, he aquí que yo golpeo, yo busco, yo pido la gracia de …..
Rezar un PadreNuestro, un AveMaría y un Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío y espero.

2.- ¡Oh Jesús mío!Tú que dijiste “En verdad os digo: cualquier cosa que pidáis a Mi Padre, en Mi Nombre, Él  os lo concederá”, he aquí que a Tu Padre, en Tu Nombre, yo pido la gracia de …..
Rezar un PadreNuestro, un AveMaría y un Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío y espero.

3.- ¡Oh Jesús mío! Tú que dijiste “En verdad os digo: pasarán el cielo y la tierra pero mis palabras no morirán“, he aquí que apoyado en la infabilidad de Tus santas palabras, yo pido la gracia de …..
Rezar un PadreNuestro, un AveMaría y un Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío y espero.

Oh Sagrado Corazón de Jesús, a quien es imposible no tener compasión de los infelices, ten piedad de nosotros miserables pecadores y concédenos las gracia que te pedimos por medio del Inmaculado Corazón de María, tuya y nuestra tierna Madre.
San José, padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros.
Finalizar con el Rezo de la Salve.