Categorías
Santos

San Pedro

El príncipe de los Apóstoles

San Pedro, el príncipe de los Apóstoles, el primer Papa de la Iglesia, hermano del Apóstol San Andrés.

San Pedro al igual que su hermano San Andrés, era pescador y era un hombre que tenía poca instrucción.

Fue justamente por su hermano San Andrés, que fue a conocer a Jesucristo, quien sanó a su suegra.

San Pedro amaba fervorosamente a Nuestro Señor Jesucristo, no obstante,  lo negó en la noche de la Pasión.

La negación

En el capítulo 26 del Evangelio según San Mateo se narra la negación de la noche de la Pasión:

“Pedro estaba sentado afuera, en el patio. Una sirvienta se acercó y le dijo: «Tú también estabas con Jesús, el Galileo».

Pero él lo negó delante de todos, diciendo: «No sé lo que quieres decir».

Al retirarse hacia la puerta, lo vio otra sirvienta y dijo a los que estaban allí: «Este es uno de los que acompañaban a Jesús, el Nazareno».

Y nuevamente Pedro negó con juramento: «Yo no conozco a ese hombre».

Un poco más tarde, los que estaban allí se acercaron a Pedro y le dijeron: «Seguro que tú también eres uno de ellos; hasta tu acento te traiciona».

Entonces Pedro se puso a maldecir y a jurar que no conocía a ese hombre. En seguida cantó el gallo,

Pedro recordó las palabras que Jesús había dicho: «Antes que cante el gallo, me negarás tres veces». Y saliendo, lloró amargamente”.

Su misión como Papa

Igualmente San Pedro fue el primer Papa y su labor como Pontífice dio comienzo el día de la Ascensión del Señor.

En el día de Pentecostés predicó con autoridad sobre Jesucristo y provocó la conversión de varias personas.

Además, obro grandes milagros que atraían cada vez más seguidores, que pedían ser bautizados.

Bajo su liderazgo la Iglesia crecía y se extendía por distintas partes, lo que obligó a San Pedro a realizar numerosos viajes.

El primer Papa fijó por primera vez la cátedra pontificia fuera de Jerusalén en la ciudad de Antioquía.

San Pedro llegó a Roma en el año 42, siendo acompañado por su discípulo San Marcos. San Pedro se estableció en esa ciudad y desde allí dirigió a toda la Iglesia.

A poco de iniciar su labor apostólica en Roma, la Fe cristiana se expandió, lo que desató las persecuciones de los romanos, a todos los cristianos.

Particularmente cruenta fue la del emperador Nerón, quien sometió a los cristianos a suplicios de todo tipo.

El primer Papa fue detenido junto al apóstol San Pablo, y estuvieron presos hasta el día 29 de junio.

San Pedro glorificó a Nuestro Señor Jesucristo, muriendo crucificado cabeza abajo en el monte Vaticano.

La festividad San Pedro se celebra junto a la de San Pablo, cada 29 de junio.

Oración a San Pedro

Amado Príncipe de los Apóstoles, que amaste profundamente a Jesucristo, te suplico que intercedas por el actual Vicario de Cristo,

para que el Señor lo ayude a guiar a la Santa Iglesia Católica, con humildad y sabiduría.

Amén

Medalla de San Pedro