Categorías
Santos

San Pedro de Alcántara

El monje penitente.

Se llamaba Juan de Garavito y Vilela de Sanabria y al tomar los hábitos eligiò el nombre de Fray Pedro.

Nació en el pueblo del Alcántara en España, en el seno de una familia noble.

San Pedro del Alcántara es el santo patrono de los celadores y los guardias nocturnos.

El sometimiento a grandes mortificaciones

El santo se sometió en el convento a numerosas mortificaciones, que tuvo que abandonar porque dañaban su salud.

Pedro dormía sobre un duro cuero en el puro suelo.

Cuando se cansaba, apoyaba la cabeza sobre un clavo en la pared y así dormía unos minutos, arrodillado.

Además, pasaba noches enteras sin dormir, dado que dedicaba la noche a orar y meditar, por lo que pasaba muchas horas de rodillas.

Fundación del Convento de El Palancar

Pedro del Alcántara fundó en 1557 y en eses convento el fraile dormía sentado apoyando su cabeza a un madero en la pared ya que su celda era muy angosta y debía entrar de costado y agachado.

El fraile franciscano tenía una gran oratoria, lo que le atrajo varios seguidores que lo iban a escuchar.

Sin embargo, San Pedro llevaba una vida dedicada a la contemplación.

Además, San Pedro de Alcántara fundó una nueva rama de franciscanos, llamados de “estricta observancia” para que los frailes fueran más mortificados y se dedicaran por más tiempo a la oración y la meditación.

Su amistad con Santa Teresa de Ávila

San Pedro de Alcántara conoció y se hizo amigo de Santa Teresa de Ávila en 1560.

Fray Pedro fue el gran consejero fiel de Santa Teresa y  la orienta  para encarar la reforma del Carmelo con la fundación del convento de San José de Ávila.

Su Festividad.

Cada 19 de octrubre.

ORACION A SAN PEDRO DE ALCÁNTARA

Glorioso San Pedro de Alcántara, que, sintiendo, en tu alma, un hambre grande de Cielo, supiste renunciar a todas las riquezas y goces del mundo: danos fuerza y decisión para apartar de nosotros cuanto impide nuestra futura salvación. Amén