Categorías
Santos

San José de Calasanz

El Santo Patrono universal de las escuelas cristianas en el mundo.

San José de Calasanz fue quien fundó la primera escuela cristiana popular de Europa. En su época, a la educación accedían los integrantes de familias adineradas.

Por eso, San José de Calasanz es considerado  un pionero de una educación al alcance de todos.

También es considerado, por la Iglesia Católica, patrono de los maestros y los profesores, junto con San Juan Bautista de La Salle.

En Roma descubrió su misión.

San José se ordenó como sacerdote a los 25 años y al poco tiempo se trasladó a Roma, luego de repartir entre los pobres, lo que había heredado de sus padres.

En Roma, recorrió los barrios y descubrió que eran muchos los niños pobres que no iban a la escuela.

Por ello, decidió fundar a las Escuelas Pías, que se abrieron para todos los niños, pero especialmente para los más pobres. Y a esto el santo le dedicó el resto de su vida.

Su Festividad.

Se celebra cada 25 de agosto, día que se recuerda cuando partió a la casa del Padre a los 90 años. Fue en el año 1648.

Su oración.

San Jósé de Calasanz era muy devoto de la Virgen María y compuso la devoción de la CORONA DE LAS 12 ESTRELLAS, que se reza de esta manera:

Señal de la cruz

Oración

 Alabemos y demos gracias a la Santísima Trinidad, que nos mostró la Virgen María vestida de sol, con la luna bajo sus pies y en la cabeza una misteriosa corona de doce estrellas.

R. Por los siglos de los siglos.  Amén.

Alabemos y demos gracias a Dios Padre, que la eligió como hija:

R Amén. Padre nuestro…

Alabado sea Dios Padre, que la predestinó como madre de su divino Hijo:

R. Amén. Dios te salve…

Alabado sea Dios Padre, que la preservó de toda mancha en su concepción.

R. Amén. Dios te salve…

Alabado sea Dios Padre, que la adornó con toda virtud en su nacimiento.

R. Amén. Dios te salve…

Alabado sea Dios Padre, que le dio por compañero y esposo purísimo a San José.

R. Amén. Dios te salve, María…

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Alabemos y demos gracia al Hijo de Dios,  que la eligió como madre.

R. Amén.  Padre nuestro….

Alabado sea el Hijo de Dios, que en su seno se encarnó y en él permaneció nueve meses.

R. Amén. Dios te salve…
Alabado sea el Hijo de Dios, que de ella nació y fue alimentado por ella en su niñez.

R. Amén. Dios te salve…

Alabado sea el Hijo de Dios, que por ella quiso ser educado en su infancia.

R. Amén. Dios te salve…

Alabado sea el Hijo de Dios, que le reveló los misterios de la redención del mundo.

R. Amén.  Dios te salve…

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

Alabemos y demos gracias al Espíritu Santo, que la eligió como esposa.

R. Amén. Padre nuestro…

Alabado sea el Espíritu Santo, que a ella reveló por vez primera su nombre de Espíritu Santo.

R. Amén. Dios te salve…

Alabado sea el  Espíritu Santo, por quien fue a un tiempo Virgen y Madre.

R. Amén. Dios te salve…

Alabado sea el Espíritu Santo, que la hizo Templo vivo de la Santa Trinidad.

R. Amén.  Dios te salve…

Alabado sea el Espíritu Santo, que la exaltó en el cielo sobre todas las criaturas.

R. Amén. Dios te salve…
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

Por la Santa Iglesia de Dios, para que el Señor la haga crecer y la proteja, por la unidad de los cristianos, por la salvación del mundo entero,  digamos todos:

Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia

vida, dulzura y esperanza nuestra.

Dios te salve.

A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva,

a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora Abogada Nuestra,

vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,

y después de este destierro, muestranos a Jesús,

fruto bendito de tu vientre.

Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,

para que seamos dignos de alcanzar

las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amen

Padre Nuestro

A tu amparo

San José de Calasanz,
R: Ruega por nosotros

Más sobre San José de Calasanz