San Hugo de Grenoble

San Hugo de Grenoble fue un obispo francés que se destacó por su gran humildad y por ser un gran pastor de almas.

Además, contribuyó para que San Bruno, fundara de la Orden de los Cartujos.

El Obispo Humilde y Piadoso

Hugo fue nombrado obispo a los veintiséis años aún sin estar todavía ordenado, debido a su fama de hombre muy humilde y piadoso.

Cuando el nuevo obispo llegó a la diócesis, la encontró en muy mal estado, por lo que intentó poner orden sin tener éxito.

El santo quiso dejar la diócesis, pero el Papa se lo impidió.

Entonces continuó con su arduo trabajo, que finalmente daría frutos y que se caracterizó por la ayuda a los pobres.

Un gran orador fruto de la oración

San Hugo de Grenoble, dedicaba mucho tiempo a la oración, antes de ir al encuentro con los fieles para predicar.

El santo terminó por convertirse en un gran orador y sus homilías llegaban a lo más profundo del corazón de los asistentes a Misa y de esta manera, San Hugo conseguía numerosas conversiones.

La pérdida de la memoria

A pesar de que poco antes de partir hacia la Casa del Padre, San Hugo había perdido la memoria, recordaba los salmos y el Padrenuestro.

Y por eso pasó sus últimos días rezando estas oraciones.

Su Festividad

San Huho falleció el 1 de abril de 1132, por lo que en esa fecha se  celebra en cada año su fiesta.

Fue canonizado por el Papa Inocencio II, dos años después de su fallecimiento.

ORACIÓN A SAN HUGO

Oh San Hugo de Grenoble, obispo lleno de humildad y caridad,

nos encomendamos a tu santa intercesión para pedirte que nos ayudes a perseverar en la Fe y en la Caridad, para que podamos merecer participar junto a ti de la Gloria de Dios en el Cielo, por toda la eternidad.

San Hugo, ruega por nosotros.

Rezar un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria.