San Cirilo de Jerusalén

San Cirilo de Jerusalén fue un obispo del Siglo IV que se destacó por ser un fiel defensor de la doctrina católica en contra el arrianismo. Es Doctor de la Iglesia y gran Obispo de la Patrística.

Su Catequesis

El gran obispo de Jesusalén escribió unos textos de catequesis, que le valieron ser declarado Doctor de la Iglesia.

En su catequesis, el obispo Cirilo trata temas como: la penitencia, el pecado, el bautismo y el Credo para instruir a los recién bautizados en la fe.

Catequesis sobre la comunión

Además, trató en su Catquesis XXIII (MISTAGÓGICA V) La Celebración de la Eucaristía, trató el tema de la recepción de la comunión. Sobre la recepción del Cuerpo de Cristo dijo: “No te acerques, pues, con las palmas de las manos extendidas ni con los dedos separados, sino que, poniendo la mano izquierda bajo la derecha a modo de trono que ha de recibir al Rey, recibe en la concavidad de la mano el cuerpo de Cristo diciendo: «Amén». Súmelo a continuación con ojos de santidad cuidando de que nada se te pierda de él. Pues todo lo que se te caiga considéralo como quitado a tus propios miembros. Pues, dime, si alguien te hubiese dado limaduras de oro, ¿no las tomarías con sumo cuidado y diligencia, con cuidado de que nada se te perdiese y resultases perjudicado? ¿No procurarás con mucho más cuidado y vigilancia que no se te caiga ni siquiera una miga, que es mucho más valiosa que el oro y que las piedras preciosas?”

Sobre la recepción de la Sangre de Cristo dijo: “Y después de la comunión del cuerpo de Cristo, acércate también al cáliz de la sangre: sin extender las manos, sino inclinándote hacia adelante, expresando así adoración y veneración, mientras dices «Amén», serás santificado al tomar también de la sangre de Cristo. Y cuando todavía tienes húmedos los labios, tocándolos con las manos, santifica tus ojos y tu frente y los demás sentidos. Por último, en oración expectante, da gracias a Dios, que te ha concedido hacerte partícipe de tan grandes misterios”.

Finalmente, el santo dijo: ” Guarden íntegras estas tradiciones, y guardense a ustedes mismos sin mancha. No sw aparten de la comunión ni mancillen con vuestros pecados estos sagrados y espirituales misterios. «Que él, el Dios de la paz, los santifique plenamente, y que todo vuestro ser, el espíritu, el alma y el cuerpo, se conserve sin mancha hasta la Venida de nuestro Señor Jesucristo» (1 Tes 5,23), a quien sea la gloria, el honor y el imperio con el Padre y el Espíritu Santo, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén”.

El destierro

San Cirilo permaneció desterrado 16 años, debido a sus escritos y su catequesis, que contienen parte de las enseñanzas y ritos de la Iglesia de mediados del siglo IV.

Su Festividad

Se celebra cada 18 de marzo

ORACIÓN INVOCANDO LA SANTA INTERCESIÓN DE SAN CIRILO

Señor, Dios Padre Todopoderoso y Eterno, que

le has concedido a tu Iglesia

penetrar con mayor profundidad

en los sacramentos de la salvación,

por medio de la predicación de San Cirilo,

gran obispo de Jerusalén,

concédenos, por su santa intercesión, llegar a conocer de

en profundidad los Sagrados Misterios, para que podamos

participar con mayor abundancia de la vida divina.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor, tu Hijo,

que vive y reina contigo en la unidad del

Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

Amén