Categorías
Santos

San Benito de Nursia

El santo patriarca de los monjes occidentales.

San Benito de Nursia o San Benito Abad, fue un monje cristiano que vivió entre el Siglo V y VI, hermano gemelo de Santa Escolástica.

Al santo se lo considera como el padre del monasticismo occidental, fundó la orden de los benedictinos y escribió la Regula monasteriorum, más conocida como la Regla de San Benito.

La fundación del Monasterio.

En el año 530 San Benito fundó el Monasterio de Monte Cassino, allí escribió su regla.

San Benito tomó como modelo las reglas de San Juan Casiano y la de San Basilio.

Además, se guió con escritos de San Pablo, San Cesario y también con la Regula Magistri cuyo autor se desconoce.

El lema de San Benito es Ora et labora” (ora y trabaja).

Su Fiesta.

Se celebra cada 11 de julio.

La Medalla de San Benito.

El santo tenía una gran devoción por una cruz-medalla y recomendaba su uso.

La medalla tiene dos caras, por un lado está la imagen del Santo Patriarca, y por el otro, una cruz, que a su alrededor lleva una letras que son iniciales de la oración: Crux Sancti Patris Benedicti (Cruz del Santo Padre Benito), Crux Sacra Sit Mihi Lux (Mi luz sea la Cruz Santa), Non Draco Sit Mihi Dux (No sea el demonio mi guía), Vade Retro Satana (¡Apártate, Satanás!), Numquam Suade Mihi Vana (No sugieras cosas vanas), Sunt Mala Quae Libas (Pues maldad es lo que brindas) Ipse Venena Bibas (Bebe tu mismo el veneno).

Cuando San Benito hacía la señal de la cruz obtenía una especial protección divina.

Esta medalla tiene que ser bendecida por un sacerdote, por medio de la siguiente oración:

-Nuestra ayuda nos viene del Señor

-Que hizo el cielo y la tierra.

– Te ordeno, espíritu del mal, que abandones esta medalla, en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene.

Que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del adversario, todo el poder del diablo, todos los ataques e ilusiones de satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo.

En el nombre del Padre Omnipotente y de su Hijo, nuestro Señor, y del Espíritu Santo Paráclito, y por la caridad de Jesucristo, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos y al mundo por el fuego.

Bendición

-Señor, escucha mi oración.

-Y llegue a tí mi clamor.

– Oremos:

Dios omnipotente, dador de todos los bienes, te suplicamos humildemente que por la intercesión de nuestro Padre San Benito, infundas tu bendición sobre esta sagrada medalla, a fin de que quien la lleve, dedicándose a las buenas obras, merezca conseguir la salud del alma y del cuerpo, la gracia de la santificación, y todas la indulgencias que se nos otorgan, y que por la ayuda de tu misericordia se esfuerce en evitar la acechanzas y engaños del diablo, y merezca aparecer santo y limpio en tu presencia.

Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *