Categorías
Santos

San Alberto Hurtado

Apostol de la Doctrina Social de la Iglesia

Su nombre completo era Luis Alberto Miguel Hurtado Cruchaga y fue un sacerdote jesuita chileno, también fue abogado y legislador.

El Padre Hurtado se dedicó a trabajar por los pobres y huérfanos, para que tengan una vida digna.

Además, formó dirigentes sindicales en la Doctrina Social de la Iglesia.

También en 950 publicó los siguientes libros: El orden social cristiano en los documentos de la jerarquía católica y Sindicalismo, historia, teoría, práctica.

El Padre Hurtado también fundó la Revista Mensaje, en octubre de 1951, con el objetivo de de difundir la doctrina social católica.

La fundación del Hogar de Cristo

El Padre Alberto se comprometió mucho con la ayuda a niños y jóvenes para ayudarlos a salir de la miseria.

Por eso fundó en 1944, el Hogar de Cristo, con un importante aporte de la feligresía.

En el Hogar de Cristo desarrolló un inmenso trabajo social, que se convirtió en la obra de toda su vida.

En la actualidad, el Hogar de Cristo, es una de las instituciones benéficas más importantes de Chile.

Festividad y Canonización

La festividad de San Alberto Hurtado se celebra cada 18 de agosto, fecha que coincide con la de su partida a la Casa del Padre, el 18 de agosto de 1952.

Fue declarado santo de la Iglesia católica por el Papa Benedicto XVI, el 23 de octubre de 2005.

ORACIÓN A SAN ALBERTO HURTADO

PADRE ALBERTO HURTADO
Apóstol de Jesucristo,
servidor de los pobres,
amigo de los niños
y maestro de juventudes,
bendecimos a nuestro Dios
por tu paso entre nosotros.

Tú supiste amar y servir.
Tú fuiste profeta de la justicia
y refugio de los más desamparados.
Tú construiste con amor
un hogar para acoger a Cristo.

Como un verdadero padre,
tú nos llamas a vivir la fe
comprometida, consecuente y solidaria.

Tú nos guías con entusiasmo
en el seguimiento del Maestro.
Tú nos conduces al Salvador
que nuestro mundo necesita.

Haznos vivir siempre contentos
aun en medio de las dificultades.
Haz que sepamos vencer el egoísmo
y entregar nuestra vida a los hermanos.

PADRE HURTADO,
HIJO DE MARÍA Y DE LA IGLESIA,
AMIGO DE DIOS Y DE LOS HOMBRES,
RUEGA POR TODOS NOSOTROS.

Amén.

Fuente: Fundación Alberto Hurtado