Categorías
Santas

Santa Mónica

La santa patrona de mujeres casadas.

Santa Mónica es un modelo para las mujeres casadas cristianas, ejemplo de vida de oración y que soportó el adulterio de su marido y la vida pecaminosa de su hijo, quien luego se convirtió.

La santa no dejó de orar pidiendo por la convesión de su hijo San Agustín.

Su historia.

Mónica nació en el seno de una familia cristia y se casó siendo muy joven.

Pero su vida matrimonial fue dificil, porque Patricio su esposo, era un hombre colérico y que además cometió adulterio.

Sin embargo, Mónica soportó a su marido lo que le permitió ganar el afecto de su suegra quien logró convertir a su hijo al cristianismo.

La santa fue madre de tres hijos: Agustín, Navigio y Perpetua.

Su incesante oración por la conversión de Agustín.

Agustín, el hijo mayor de Santa Mónica, era un joven que llevaba una vida descarriada, lo que provocó el dolor de su madre.

Entonces Mónica fue a ver a un obispo para pedirle que hablara con San Agustín y lo convenciera que dejara esa vida.

El obispo de aconsejó que no dejera de rezar con estas palabras: “no se perderá el hijo de tantas lágrimas”.

La incensante oración de Santa Mònica, rindió sus frutos dado que Agustín se encontró en el peregrinar de su vida, con San Ambrosio,  cuya prédica provocó la conversión del santo de Hipona.

La fiesta.

La festividad de Santa Mónica se celebra cada 27 de agosto.

ORACIÓN A SANTA MÓNICA

Admirable Santa Mónica, modelo de madre y esposa cristiana.

Dios te infundió el espíritu de oración y te concedió el don de lágrimas con el que supiste obtener la misericordia de  Dios, que se compadeció de ti y escuchó tus oraciones.

Por eso te concedió lo que tanto deseabas, por eso te suplico que intercedas por mí, para que pueda alcanzar  la gracia de vivir un a vida santa, que me permita merecer la gloria que tu gozas en el cielo, junto a nuestra familia y  todos nuestros demás afectos. 

Amén.