Gracias por difundir

La RSE como modelo de gestión, desarrolla valores que deberían  llevar a considerar, la necesidad que tiene la humanidad, de que las operaciones de las empresas, se desarrollen considerando el impacto de su accionar, en lo social, lo ambiental y lo laboral.

Se puede definir a la responsabilidad social empresaria como un sistema de gestión, que presupone la adopción de una actitud responsable, que comprende el compromiso social que en forma voluntaria asume la empresa, por el impacto que provoca su actividad tanto en lo interno como en lo externo, adoptando prácticas responsables de gestión y destinando parte de sus recursos corporativos para realizar contribuciones voluntarias para el bienestar de la comunidad.

La RSE como modo de gestionar requiere del desarrollo de un pensamiento estratégico que permita una toma de decisiones con responsabilidad social, que sea capaz de satisfacer las expectativas de la dirección de la empresa, sus accionistas, empleados y público en general. Gestionar con RSE, permite que el público perciba que la empresa le devuelve algo a la comunidad donde actúa.

Por lo tanto, las empresas que trabajen guiadas por un concepto de RSE, tienen que considerar los siguientes ámbitos:

  1. Ámbito Laboral: El buen trato a los trabajadores, su capacitación continua y el desarrollo de programas de marketing interno.
  2. Ámbito Social: Relación con los clientes. Relación con los proveedores. Relación con la comunidad. Desarrollo de campañas de marketing filantrópico y marketing social.
  3. Ámbito Ambiental: Respeto por el medio ambiente.
  4. Ámbito Económico: La mejora continua de sus niveles de calidad, de la mano de una gestión eficaz, sostenible a corto, medio y largo plazo, en orden a alcanzar las metas estratégicas de la organización.

La RSE como modelo de gestión, requiere del desarrollo de una cultura que esté orientada trabajar en todos los procesos de la organización con una actitud responsable, considerando el impacto que puede tener la actividad de la organización en lo laboral, lo económico, lo social y lo ambiental.

Esa actitud responsable debería ser un valor destacado dentro de la cultura de la organización y debe comenzar por una conducción responsable de las relaciones laborales porque si no hay armonía en la vida de la organización, difícilmente se pueda pensar en involucrar al personal de la empresa, en proyectos más ambiciosos como el desarrollo de la sostenibilidad. Por ello, hago una distinción del tradicional esquema de la RSE: económico, social y ambiental, y destaco el laboral, que muchos autores lo incluyen en lo social, pero dada la importancia expresada, merece ser considerada como un elemento independiente del social.

Mercadotecnia Socialmente Responsable:

Según Kotler en la mercadotecnia con responsabilidad social se deben equilibrar tres consideraciones:

1. Utilidades de las empresas

2. Deseos de los clientes

3. Los intereses de la sociedad

Este concepto de mercadotecnia lleva a las empresas a determinar las necesidades, los anhelos y los intereses de los mercados que sean su meta, para satisfacerlas de tal manera, que conserve o mejore el bienestar de los clientes y de la sociedad.

Una empresa inspirada con principios de mercadotecnia socialmente responsable toma sus decisiones considerando los deseos y los intereses de las personas a largo plazo, así como los requisitos de la empresa y los intereses de la sociedad, a largo plazo. Esto implica, considerar los conflictos que se pueden presentar entre los deseos de los clientes a corto plazo y el bienestar de los clientes a largo plazo.

®2011 Daniel Mendive


Gracias por difundir