El marketing relacional es el que está orientado a importante el establecimiento de vínculos duraderos, entre la organización sus clientes, los proveedores y la comunidad.

En todo trabajo de marketing es muy importante el establecimiento de vínculos duraderos entre la empresa de servicios, los proveedores, otros empresarios del sector y el sector público, dado que suele ser necesario el desarrollo de iniciativas que promuevan los distintos servicios que se ofrecen: un ejemplo de esto es la gastronomía y la hostelería.

Pasos para desarrollar el marketing relacional

La publicación de artículos periodísticos que de a conocer lo que se ofrece desde el sector servicios, más la realización de entrevistas y reportajes, tanto en radio como en televisión; como también brindar información desde un sitio Web y también comunicar por medio de las redes sociales.
Asimismo, es recomendable la realización de distinto tipo de eventos, como también la es la distribución de folletos que permitan conocer las actividades del sector.
Cada evento, es una oportunidad de dar a conocer los atractivos de los servicios que se ofrecen. Este modo de trabajar, ayudará en el posicionamiento de la empresa de servicios.
En la gestión de este tipo de marketing, más que nunca se debe tener presente, que el trabajo en marketing es un proceso, que se desarrolla por etapas bien definidas, y que si estas no se cumplen adecuadamente, podemos tener problemas mayores como la dilapidación de los recursos de que dispongamos, para promover los servicios de nuestra empresa.
El marketing relacional es un proceso donde se van construyendo los cimientos que sustentan nuestro marketing general. Si a toda esta actividad se la puede complementar con publicidad, mucho mejor.
Pero lo importante, es desarrollar un correcto marketing relacional, que nos ayude a establecer relaciones útiles, que  permitan poco a poco, lograr un buen posicionamiento para la empresa de servicios.
El tipo de relaciones que se deben efectuar son diversas; con los destinatarios, personas influyentes, periodistas, medios de difusión, políticos, proveedores, distribuidores y toda persona que consideremos clave para dar su apoyo a al negocio.
En una palabra, debemos relacionarnos con representantes de los distintos sectores sociales, para que la empresa comience a operar con una buena base de conocimiento de la sociedad y habiendo generado expectativas positivas respecto del servicio que se va a ofrecer.

Por ello, se debe estar dispuesto a invertir mucho tiempo y esfuerzo, para establecer esta diversidad de relaciones sociales, porque son muchas las reuniones que se deberá tener con personas clave, para lograr que se involucren con la promoción del servicio que se ofrece.

Por eso crear y mantener varios canales de comunicación es clave,  pues como bien enseña Regis Mc Kenna, la comunicación también es un proceso no un hecho aislado.
Así podremos mantener un posicionamiento efectivo de la empresa de servicios ingegrando el marketing relacional al marketing de servicios.