El origen del concepto de Nación

Gracias por difundir

El origen etimológico de la palabra nación es el término “natio” que originalmente, se utilizaba para identificar a la comunidad de extranjeros, conjunto de personas unidas por un origen común, diferente al de la ciudad o el país en
el que habitaban. En los barrios periféricos de la Roma imperial vivían las “nationes” de comerciantes sirios o de judíos de la diáspora.

Nationes era también el nombre que las universidades medievales utilizaban para referirse a los estudiantes que venían de distintos países y tenían sus propios gremios o corporaciones; la de París, la más internacional, se dividía entre «l´honorable nation de France», que incluía a los hispanos e italianos, «la fidéle nation de Picardie» (picardos y flamencos), «la venerable nation de Normandie» (celtas, en general) «et la constante nation de Germanie» (lenguas germánicas: Alemania, Austria, Inglaterra). Lo mismo hicieron los concilios eclesiásticos, que, ante el decreciente dominio del latín por parte de los obispos asistentes, se veían obligados a dividirse en grupos lingüísticos o nationes. Estas divisiones llegaron, en ambos casos, a desarrollar más tarde un significado ideológico (naciones como partidos o facciones), ya que esos grupos solían apoyar en bloque las opiniones defendidas por sus miembros más destacados (p. ej., el caso de los bohemios convertidos en «husitas», o los partidarios de diversos «anti-papas»).

Por lo tanto, nación puede definirse como un grupo humano entre cuyos componentes domina la conciencia de poseer ciertos rasgos culturales comunes (es decir, de ser un «pueblo» o grupo étnico), pero que, además, se halla asentado desde hace tiempo en un determinado territorio, sobre el que existe una conciencia de poseer derechos y la intención o el deseo de establecer una estructura política autónoma. El asentamiento sobre un territorio y la ambición política sobre tal territorio son, así, los rasgos que diferencian a una nación de una etnia o de cualquier otro grupo humano. En ausencia de territorio es imposible formular una reclamación en términos nacionalistas. La reclamación de «ciudadanía diferenciada», tal como puede ser planteada por una minoría racial o sexual, pero sin aspiración a controlar un territorio, sería una reivindicación política, pero no de carácter nacional.


Gracias por difundir

One thought on “El origen del concepto de Nación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *