El equilibrio entre los poderes del Estado

Gracias por difundir

Raymond Carré de Malberg, un jurista francés que vivió entre 1861 y 1935 habló de las funciones estatales, lo mismo que Duguit. Para él, la división de poderes es imposible y dice que siembre hay un poder que predomina, sobre los otros.

En el mismo sentido se expresó dijo Kelsen, para quien no había tres poderes, sino dos: Creación y Ejecución de las leyes. Además, Kelsen consideraba que un tribunal crea derecho para un caso particular pero creando un precedente.

Ante estas consideraciones, es necesario plantearse los siguientes interrogantes:

  • ¿División de poderes implica igualdad de poderes?
  • ¿La división de poderes implica equilibrio?

Locke, pensaba que el Poder Legislativo era el preponderante porque proviene del consentimiento. Para Locke el legislativo incluía el judicial.

Por otra parte, Montesquieu en su planteo de división de poderes, no desarrolló la idea de igualdad de poderes, pero sí habló de separación y de equilibrio entre poderes. En este autor, lo que en realidad se destaca, es la independencia de los poderes.

En Montesquieu el Poder Judicial, aparece como un poder independiente pero él consideraba, que el Poder Legislativo era el poder más importante.

Asimismo para Montesquieu, los jueces eran la boca de la ley, eran meros ejecutores de la ley, no se contemplaba la interpretación.

Por lo tanto, en la teoría clásica de Montesquieu, sí se habla del equilibrio entre poderes pero no de igualdad y además sostuvo que debe haber contención entre los poderes.

En Estados Unidos toman a Montesquieu como referente para hacer su Constitución.

Hamilton desarrolla en “El Federalista” su teoría donde habla de la posibilidad de que los jueces de Estados Unidos, no apliquen las normas que contradicen la Constitución.

Por lo tanto, Hamilton sembrará la idea de la supremacía constitucional y el deber de los poderes constituidos de acatar la norma fundamental.

A partir de esta doctrina que introduce el concepto de Supremacía de la Constitución, en Estados Unidos se trabajó en desarrollar el principio de estabilidad judicial, para garantizar la independencia. Por eso se le da como arma a los jueces, el control de constitucionalidad.

En 1803 el juez Marshall al sentenciar en el caso Marbury contra Madison defiende la supremacía de la Constitución, por ser la Constitución una ley emanada de un poder constituyente y las leyes que emanan del poder legislativo emana de un poder constituido. Por lo tanto, corresponderá a los jueces a la hora de tener dos leyes aplicables a un mismo caso, pero de diferente nivel jerárquico, preferir la de mayor jerarquía.

Para el juez Marshall, cuando un juez encuentre que a un mismo caso son aplicables la Constitución y la ley, pero plantean soluciones opuestas, el juez debe preferir la norma constitucional, por ser jerárquicamente superior a la ley ordinaria.


Gracias por difundir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *