Posted on
Gracias por difundir

El marketing es una tecnología de gestión, que se ocupa de investigar el comportamiento de las personas con relación a sus hábitos de consumo, para poder descubrir cuales son sus necesidades para satisfacerlas, ofreciendo un producto o servicio, con la mejor relación calidad-precio.

Este trabajo del marketing, brinda a la sociedad un verdadero servicio, al ayudar como dice Lambin a “organizar el intercambio voluntario y competitivo de manera que asegure un encuentro eficiente entre la oferta y la demanda de productos y servicios”.

Lambin señala que la organización exige actividades de unión de dos tipos:

  1. Organización material del intercambio: de los flujos físicos de bienes desde el lugar de la producción hasta el lugar de consumo.
  2. Organización de la comunicación: de los flujos de información que deben preceder, acompañar y seguir al intercambio, con el fin de asegurar un  encuentro eficiente entre la oferta y la demanda.

Por lo tanto, y siguiendo con el pensamiento de Lambin, la función del marketing es organizar el intercambio y la comunicación entre productores y compradores.

Esta definición se centra en las tareas y funciones del marketing, cualquiera que sea el objeto del proceso de intercambio, tanto en actividades comerciales, como las que no tienen animo de lucro, siempre que haya una organización y un público usuario de los servicios ofrecidos por esta organización.

Podemos concluir con este autor, que el Marketing estratégico es un factor de democracia económica, porque organiza un sistema que:

1)           Da la palabra a los compradores

2)           Orienta las inversiones y la producción en función de necesidades detectadas.

3)           Respeta la diversidad de las necesidades a través de la segmentación de mercados.

4)           Estimula la innovación y las actividades emprendedoras.


Gracias por difundir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *