Categorías
Devociones Marianas

Nuestra Señora de Luján

Patrona de Argentina.

La historia de la Virgen de Luján se remonta al año 1630, cuando dos imagenes de la Virgen llegaron de Brasil para un hacendado de Sumanpa (Santiago del Estero).

El hacendado pretendía tener la imagen de la Concepción de María Santísima para venerarla en una capilla.

Durante el traslado de las imagenes,  los encargados de transportar las imagenes, decidieron hacer un descanso a orillas del Rìo Luján.

La Virgen no se quiere ir de Luján

Cuando se decidió reanudar la marcha, los hombre no pudieron de ninguna forma mover las carretas.

Por eso decidieron bajar a una de las imagenes de la Virgen.

En primer lugar, bajaron la imagen de la Madre de Dios con el niño en brazos, dejando la de la Concepción en la carreta y no pudieron mover la carreta.

Por lo tanto, decidieron cambiar de imagen y la carreta comenzó a moverse.

Entonces los hombres pensaron que la Virgen no quería moverde de Luján y comenzó a propagarse esta devoción en toda la zona.

La coronación

La coronación de la Virgen se realizó el 8 de mayo de 1887. En ese mismo año comenzó a construirse la Basílica, que fue inaugurada en 1935.

La festividad de Nuestra Señora de Luján se celebra el 8 de mayo.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE LUJÁN

Virgen de Luján, Patrona de la Argentina.

Me pongo en tu presencia, recordando las palabras de Jesús que dicen: «He aquí tu Madre»; y así te sentimos, María como nuestra Madre y nuestra Señora. Sólo te pedimos que me mire y me escuches.

Te pido por el pais, por las familias y por nuestra Iglesia.
Porngo en tu corazón nuestras angustias, nuestra esperanza, nuestros dolores y nuestras alegrías.

Danos un gran espíritu solidario para ayudar a los pobres y estar siempre con el corazón abierto para acoger la Palabra de Dios y a llevarla a la práctica.

Que amemos siempre a la Iglesia Católica y te ruego por el Papa, los obispos y todos nuestros sacerdotes y diáconos.

Amén.

Santo Rosario hecho a mano