Categorías
Devociones Marianas

Nuestra Señora de la Merced

Patrona de los prisioneros.

La Virgen se le apareció bajo esta advocación a tres personas: San Pedro Nolasco, San Raimundo de Peñafort y al Rey Jaime I de Aragón.

Estas tres personas se encontraron en Barcelona y coincidieron que los tres habían visto a la Virgen.

En esas apariciones, Nuestra Señora les pidió que se fundara una orden religiosa.

Esa orden religiosa debía dedicarse a la redención de los cautivos y se la conoce como la Orden de la Merced.

La Fundación de la Orden

San Pedro Nolasco, con el apoyo de San Raimundo de Peñafort y al Rey Jaime I de Aragón, funda una orden dedicada a la merced (que significa obras de misericordia).

Esta orden debía dedicarse a la misericordia para con los cristianos cautivos en manos de los musulmanes.

Varios religiosos mercedarios, ofrecieron sus vidas por la de los prisioneros.

La Fiesta

La fiesta de Nuestra Señora de la Merced fue establecida por el Papa Inocencio XII, en cada 24 de septiembre.

Oración a la Virgen de la Merced

“MARIA DE LAS MERCEDES
REINA DE CIELOS Y TIERRA

Tú me levantas caído
si triste, tú me consuelas
si estoy enfermo me sanas
y si débil, me das fuerzas,
porque eres maná del alma
que todo sabor encierra

EN LA VIDA Y EN LA MUERTE
AMPARANOS MADRE NUESTRA”

Amén