Categorías
Devociones Marianas

Nuestra Señora de Fátima

La mujer de blanco más brillante que el sol.

Durante 1917 en Portugal, tres niños pastorcitos vieron sobre un árbol a una señora de blanco, más brillante que el sol.

Esa mujer era la Virgen María, que les pidió que volvieran al lugar, el mismo día y a la misma hora durante cinco meses consecutivos.

Además, les pido que rezaran el santo rosario.

Los niños se llamaban Lucía, Jacinta y Francisco.

Cuando se volvieron a encontrar con la Virgen, la Madre de Dios les anunció la muerte de Francisco y de Jacinta.

Francisco falleció en 1919 y al año siguiente murió Jacinta. Ambos fueron canonizados por el Papa Francisco en 2017. Su festividad es el 20 de febrero.

Durante las visiones, los niños decían que la Virgen pedía la conversión, oración y penitencia. Otros mensajes anunciaban guerras.

El Milagro del Sol

El 13 de octubre de 1917, se produjo el milagro del sol, que consistió en una serie de movimiento bruscos del astro, nunca vistos y contrarios a toda ley cósmica. El fenómeno fue visto por 70.000 personas.

Los tres secretos

La Virgen en los encuentros con los niños, les reveló tres secretos:

1.- La visión del infierno.

2.- La Virgen dio instrucciones de cómo salvar las almas del Infierno y reconvertir el mundo a la cristiandad.

3.- El que más demoró en revelarse. Una visión donde aparece el Santo Padre atravesando una ciudad media en ruinas, que luego es asesinado.

Lo importante de la apariciones

El pedido de la Virgen del rezo del Santo Rosario para la conversión de los pecadores y del mundo entero.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

¡Oh dulce Virgen de Fátima! que nos pediste en tus apariciones,

conversión y oración,

te ruego que me ayudes a ser mejor cada día,

hazme abrazar con devoción y fidelidad al Santo Rosario,

y dame un corazón penitente

dispuesto a ofrecerle al Señor cada uno de mis sacrificios.

A ti me encomiendo Madre mía.

Amén

Figura de la Virgen de Fátima