Categorías
Devociones Marianas

María Auxliliadora

El auxilio de los Cristianos.

Cuando el Papa Pío VII estaba prisionero por orden de Napoleon, se dedicaba mucho tiempo a rezarle a la Santísima Virgen María.

Esas oraciones tuvieron buena respuesta y cuando la Iglesia recupera su poder espiritual, el Papa le agradece a la Virgen María.

Ese agradecimiento, lo hace bajo la advocación María Auxilio de los cristianos e instituye la fiesta de María Auxiliadora.

Con ese reconocimiento, el Papa quiso que se recordara su entrada a Roma luego del cautiverio en Francia.

Orígenes y Propagación de la Devoción

Los primeros cristianos llamaban a la Virgen María con el nombre de Auxiliadora.

Por eso, se leen estos dos títulos en antiguos monumentos de oriente: Madre de Dios (Teotokos) y Auxiliadora (Boetéia).

San Juan Damasceno fue el primero en utilizar y difundir la jaculatoria: “María Auxiliadora, ruega por nosotros”.

El titulo de María “Auxilio de los Cristianos”, se comenzó a utilizar aproximadamente en el año 1558, en las letanías que recitaban en el santuario de Loreto (Italia) de allí “Letanías Lauretanas”.

Estas letanías fueron aprobadas por el Papa Clemente VIII en 1601.

Otro gran devoto de esta advocación fue San Juan Bosco, a quien la Virgen se le apareció en sueños para que le construyera un templo con el título de Auxiliadora.

La festividad

El día 24 de mayo.

ORACIÓN A MARÍA AUXILIADORA

¡Oh María Auxiliadora! Madre de Dios.

Te ruego que me ayudes en este momento

tan adverso que estoy pasando.

Ampárame Madre mía y consuelame

en este momento de pena y dolor.

Te suplico que escuches mi ruegos y mis súplicas.

Derrama sobre mí todo tu amor de Madre

y dale paz a mi alma.

Líbrame Madre mía de cometer errores,

ayúdame a caminar bajo tu manto,

no dejes de acompañarme

y ayúdame a ser agradable a Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Imagen de María Auxiliadora