Categorías
Santos

San Martín de Porres

El Santo Patrono de la Justicia Social

San Martín de Porres es un modelo de humildad y misericordia al prójimo, que dedicó su vida a ayudar a los más necesitados.

El fraile dominico tenía una gran sensibilidad en su corazón, lo que lo llevaba a estar siempre dispuesto a ayudar a los enfermos y a los pobres, y también a los animales.

Martín hizo comer de un plato a un perro, a un ratón y a un gato, que eran acogidos en la casa de su hermana.

El fraile dominico servidor del prójimo

Martín de Porres ingresó a la orden de los dominicos, como hermano lego y su vida religiosa fue un ejemplo de servicio al prójimo.

Además, se destacó como predicador enseñando la doctrina católica.

El santo era vegetariano y dormía pocas horas al día. Lo iban a visitar personas de distintas clases sociales en busca de ayuda, ya que por su espíritu tan solidario nunca negaba su ayuda.

Sus últimos días

Cuando San Martín Porres enfermó, anunció que pronto moriría y cuando se encontraba en su último instante, pidió a los frailes que rezaran el credo. Mientras lo hacían, el santo partió a la Casa del Padre.

Festividad

Se celebra cada 3 de noviembre.

ORACIÓN A SAN MARTÍN DE PORRES

Acudo a tí amado San Martín de Porres.

Quiero sentir tu poderosa intercesión, porque tengo una necesidad que me aflige. Tú, que viviste sólo para Dios y para tus hermanos, que siembre fuiste tan solidario y ayudaste a tantos necesitados, escuchame por favor.

Confío en tu poderosas plegarias para que, intercediendo ante el Dios de bondad, me sean perdonados mis pecados y me vea libre de mal que ahora me aqueja.

Alcánzame tu espíritu de caridad y servicio para que amorosamente te sirva entregado a mis hermanos y a hacer el bien.

Padre Bueno que estás en los cielos, por los méritos de tu fiel hijo San Martín de Porres, ayúdame a resolver mi problema, que tanto me agobia.

Te lo pido por Jesucristo, Nuestro Señor.
Amén.

Categorías
Santos

San Pablo de la Cruz

El santo fundador de los pasionistas.

Se llamaba Pablo Francisco Danei Massari y cuando se hizo religioso adoptó el nombre de Padre Pablo de La Cruz.

Pablo de la Cruz fundó la Congregación de la Pasión que se la conoce como la orden de los padres y las hermanas pasionistas.

La influencia de sus padres

Su madre le enseñó a encontrar en la Pasión de Cristo la fuerza para superar las pruebas.

Por eso, le mostraba del crucifijo cada vez que padecía algún sufrimiento.

Además, su padre le leía las vidas de Santos y esto se servía de motivación para buscar la perfección en su vida.

Fundador de una nueva comunidad religiosa

Según la tradición, la Virgen María se le apareció al santo y le dio a conocer el hábito, el emblema y el estilo de vida de una comunidad religiosa, que giraría siempre en torno a Jesucristo Crucificado.

Pablo le comentó sobre su experiencia mística a al obispo de Alejandría, Mons. Gattinara y a su director espiritual.

Entonces el obispo le colocó el hábito de la pasión y despues de unos días lo autorizó a a vivir en la ermita de San Esteban de Castellazzo.

Pablo de la Cruz tenía el don de predecir a las personas lo que le iba a suceder. También tenía el don de la bilocación.

Junto con su hermano Juan Bautista trabajó predicando misiones, enseñando catecismo y atendiendo a los pobres.

Su Festividad

Se celebra cada 19 de octubre.

ORACIÓN A SAN PABLO DE LA CRUZ

Oh Glorioso San Pablo de la Cruz, que tuviste como único amor a Cristo crucificado, alcanzame tu gracia, para que, motivado estimulados por tu ejemplo, me abrace con devoción y fortaleza a la cruz de cada día.

San Pablo de la Cruz ruega por nosotros.

Amén

Rezar un Padrenuestro, un Avemaría  y un Gloria.

Categorías
Santos

San Francisco Javier

Patrono de los Misioneros.

Su nombre completo era Francisco Jasso Azpilicueta Atondo y Aznárez, señor del Castillo de Javier, Navarra.

Francisco Javier fue un religioso jesuita, que logró muchas conversiones que logró en el lejano oriente.

Su conversión

El apóstol de las Indias conoció en la universidad a San Ignacio y al escucharlo decidió realizar los ejercicios espirituales.

Esta experiencia fue decisiva para su conversión y produjo su ingreso a los jesuitas en 1534.

Un misionero incansable

Su primer destino misionero fue Mozambique, donde ayudó en el hospital y luego partió hacia las Indias.

El santo realizó numerosos viajes hacia las Indias, donde se dedicó: a realizar un intenso trabajo de catequesis, celebrar la santa Misa con los leprosos y enseñar a los esclavos.

También trabajó en la adaptación de las las enseñanzas evangélicas a la música popular.

El celo misionero de San Francisco Javier lo llevó a misionar a China.

En agosto de 1552 llegó a la isla de Shangchuan, China para iniciar su labor misionera y desde allí ir a Japón.

Pero Francisco Javier cae enfermo y partió a la Casa del Padre pronunciando el nombre de Jesús, el 3 de diciembre.

Su festividad

Se celebra cada 3 de diciembre.

Oración a San Francisco Javier por las causas perdidas

¡Oh, gran San Francisco Javier!, bienaventurado y glorioso,
predicador incansable
y prodigioso misionero
que al servicio de Dios Padre
recorriste el mundo entero:
junto a ti adoro la Divina Majestad,
me alegro especialmente por las gracias
que te entregó en vida
y por la gloria que te concedió después de la muerte,
le doy gracias a Dios, y te pido,
con todo el afecto de mi corazón,
que mediante tu poderosa intercesión
puedas concederme, sobre todas las cosas,
la gracia de vivir una vida de Santidad
y una muerte santa.

¡Santo protector de las causas perdidas
glorioso san Francisco Javier!,
tú que nunca te diste por vencido,
te ruego me asistas con tu poder
y me ayudes en esta especial necesidad
que me angustia y considero perdida:

(hacer la petición)

pero si lo que te pido no es para la gloria de Dios
y el bien de mi alma,
te ruego, me otorgues las gracias necesarias
para lograrlo
así como tu perpetua protección,
a fin de que,
animado por tu ejemplo y tu asistencia
pueda vivir santamente
y alcanzar la eterna gloria del Cielo.

Amén.

Rezar nueve Padrenuestros, nueve Avemarías
y nueve Glorias.

Categorías
Santos

San Hugo de Grenoble

El Obispo Humilde y Piadoso.

Hugo de Grenoble fue un obispo francés que se destacó por su gran humildad y por ser un gran pastor de almas.

Además, contribuyó para que San Bruno, fundara de la Orden de los Cartujos.

Nombrado obispo en una diócesis en estado desastroso

Hugo fue nombrado obispo a los veintiséis años aún sin estar todavía ordenado, debido a su fama de hombre muy humilde y piadoso.

Cuando el nuevo obispo llegó a la diócesis, la encontró en muy mal estado, por lo que intentó poner orden sin tener éxito.

El santo quiso dejar la diócesis, pero el Papa se lo impidió.

Entonces continuó con su arduo trabajo, que finalmente daría frutos y que se caracterizó por la ayuda a los pobres.

Su Festividad

Se celebra cada 1 de abril.

ORACIÓN A SAN HUGO

Oh San Hugo de Grenoble, obispo lleno de humildad y caridad,

nos encomendamos a tu santa intercesión para pedirte que nos ayudes a perseverar en la Fe y en la Caridad, para que podamos merecer participar junto a ti de la Gloria de Dios en el Cielo, por toda la eternidad.

San Hugo, ruega por nosotros.

Rezar un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria.

Categorías
Santos

San Juan XXIII

El Papa bueno.

Juan XXIII fue el Papa número doscientos sesenta y uno de la Iglesia Católica. Su nombre secular era Angelo Giuseppe Roncalli.

Durante su pontificado dio inicio al Concilio Vaticano II.

Su deseo de adecuar a la Iglesia a los nuevos tiempos.

San Juan XXIII quiso actualizar el catolicismo, por eso el El 11 de octubre de 1962 abrió el Concilio Vaticano II.

En ese Concilio la Iglesia renovó su propuesta evangelizadora, donde se destacan cambios como el de la liturgia con el fin de hacerla más cercana a los fieles.

Además, se abrió al ecumenismo en busca de la unidad con todos los cristianos.

Sus Encíclicas sociales.

Las enseñanzas del Papa Juan XXIII, se pueden encontrar en dos encíclicas: Mater et Magistra y en Pacem in Terris.

En Mater et Magistra el Papa señala que “Al trabajo, de ninguna manera puede considerarse como una mercancía cualquiera”.

Además propone lo siguiente: “Conviene suavizar el contrato de trabajo con algunos elementos tomados del contrato de sociedad”.

En Pacem in Terris, San Juan XXIII reivindica  el “Derecho del hombre a la seguridad jurídica y con ello, a un esfera concreta de derecho, protegida contra todo ataque arbitrario.

Asimismo indica que “No en la revolución sino en una evolución concorde, están la salvación y la justicia”.

Su Festividad

Se celebra cada 11 de octubre en coincidencia con la fecha de inicio del Concilio Vaticano II.

Oración a la Virgen de Guadalupe de San Juan XXIII

¡Salve Madre de América! Celestial Misionera del nuevo Mundo, que desde el Santuario del Tepeyac has sido, durante más de cuatro siglos Madre y Maestra en la fe de los pueblos de América. Sé también su amparo y sálvalos, oh Inmaculada María; asiste a sus gobernantes, infunde nuevo celo a sus Prelados, aumenta las virtudes en el clero; y conserva siempre la fe en el pueblo. Que en todos los hogares florezca la santidad de la familia en cuyo seno la educación católica reciba, con tu mirada, saludable incremento. (12 de octubre de 1961).

Oración a San Juan XXIII

Amado Papa Bueno, nos encomendamos a tu santa intercesión,

para que pidas por la paz en la Tierra, la concordia entre los varones y las mujeres del mundo y para que haya diálogo comprensiòn y tolerancia.

Ruega para que quienes habitan en este mundo, se relacionen fraternalmente y busquen sinceramente la verdad y la justicia.

Gracias Papa Bueno, por oír nuestras súplicas.

Amén.

Categorías
Santos

San Bruno

El fundador de los cartujos.

San Bruno fue un monje que nació en Colonia (actualmente ciudad de Alemania), que fundó la orden de los cartujo y se lo considera patrono contra las posesiones demoníacas y contra los maleficios.

Los comienzos

Bruno fue profesor de filosofía y teología en la escuela de Reims y luego fue nombrado obispo de esa arquidiócesis.

El santo rehusó ser nombrado Arzobispo de Reims porque se sentía más atraído por llevar  una vida austera y solitaria.

El monje fue en busca de San Hugo de Grenoble, quien conduce a Bruno y sus compañeros a un lugar muy solitario de su diócesis.

La primera Cartuja

En el lugar adonde fueron conducido por San Hugo,  los monjes dan inicio a un muy austero modo de vida monástica, donde se combina la vida eremítica con la vida en comunidad.

El nombre de Cartuja deriva del nombre del lugar (Chartreuse, en francés; Cartusia, en latín).

El modo de vida cartujo

Los cartujos viven según la regla de San Bruno, que se caracteriza por lo siguientes: el silencio perpetuo, levantarse a media noche a orar por más de una hora, rezar a las cinco y media de la mañana en coro en la capilla durante una hora, repitiendo el ritual al mediodía y al atardecer, nunca comer carne ni tomar licores, solamente recibir visitas una vez al año, dedicarse varias horas al estudio o a tareas manuales y vivir totalmente aislados del mundo.

Su último tiempo

San Bruno vuelve a la vida monacal y solitaria, falleciendo el 6 de octubre de 1101, luego de vivir en Roma por pedido del Papa Ulpiano II,

Novena a San Bruno

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oh glorioso San Bruno, a quien Dios confió el cuidado de mi salvación, cuando en el santo Bautismo, me adoptó como uno de sus hijos, concédeme por tu intercesión, la gracia de llevar una vida acorde con las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo.

Ayúdame, caritativo protector de mi alma, a recuperar la gracia del Bautismo que he perdido debido al pecado,

Que por tu santa intercesión, Dios me conceda la ayuda y la gracia que necesito para imitar fielmente Sus virtudes.

Te ruego me protejas de todo mal y no me abandones en la hora de mi muerte. Amén

Realiza tu petición.

San Bruno, monje humilde y protector en toda la adversidad, ruega por mí y ayúdame a alcanzar la gracia que con Fe te solicito.

Reza un Padrenuestro, un Avemaría y un gloria.

Amado Dios mío, que llamaste a San Bruno para que te sirviera en soledad, concedele por su intercesión, que en medio de los cambios de este mundo, podamos mirarte solamente a Ti.

Por Jesucristo, Nuestro Señor, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

 

Categorías
Santos

San José de Cupertino

Patrono de los Estudiantes.

José María Desa fue un fraile franciscano conventual, que nació en Cupertino, Lecce, Italia.

José es venerado por la Iglesia como San José de Cupertino y tuvo grandes experiencias sobrenaturales.

Sus experiencias sobrenaturales

Las experiencias sobrenaturales fueron: Volaba por los aires, Exorcizaba con una frase obediente: “Sal de esta persona si lo deseas, pero no lo hagas por mí, sino por la obediencia que le debo a mis superiores”, bilocación, curaba con la señal de la cruz, leía los corazones y convertía a protestantes, se comunicaba con los animales y profetizó cuando morirían los Papas: Urbano VIII e Inocencio X.

Su vida como religioso

Luego de varios intentos fallidos, José logro ingresar a una orden religiosa, que fue la de los capuchinos, quienes lo recibieron como hermano lego.

Pero luego de unos meses, José fue expulsado por “ineptitud”; por ser muy distraído.

Finalmente fue aceptado, como fraile franciscano y lo pusieron a trabajar en el establo, donde se desempeño mejor.

En la orden, se le dio la oportunidad para estudiar pero no fue un buen estudiante.

Sin embargo, logró ser ordenado sacerdote pero se dedicó especialmente a ofrecer penitencias y oraciones por los pecadores.

San José decía: “Rezar, no cansarse nunca de rezar. Que Dios no es sordo ni el Cielo es de bronce. Todo el que le pide, recibe”.

Su Festividad

Cada 18 de septiembre.

ORACIÓN A SAN JOSÉ DE CUPERTINO PARA CONSEGUIR AYUDA EN LOS EXÁMENES

San José de Cupertino, modelo de paciencia y humildad, ruega por mí.

San José de Cupertino,
tesoro de gracia, ruega por mí.

San José de Cupertino,
hoguera de amor de Dios, ruega por mí.

Gloriosísimo San José de Cupertino,
benefactor de los estudiantes,
protector de los examinandos,
no desdeñéis las súplicas que os dirijo
implorando vuestro auxilio en los exámenes de mis estudios.

Alcanzadme del Señor que,
como verdadera fuente de luz y sabiduría,
disipe las dos clases de tinieblas de mi entendimiento,
el pecado y la ignorancia,
instruyendo mi lengua
y difundiendo en mis labios la gracia de su bendición.

Dadme agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
y en el momento del examen,
gracia y abundancia para hablar,
acierto al empezar,
dirección al progresar y perfección al acabar,
si así conviene a la mayor gloria de Dios
y provecho de mi alma.

San José de Cupertino,
espejo de fe y esperanza, ruega por mí
y pide para que sea ayudado en:

(pedir lo que se quiere conseguir). 

San José de Cupertino,
fuente de caridad, ruega por mí.

Amén.

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.

Categorías
Santos

Santo Tomás Moro

El santo patrono de los gobernantes y los políticos.

Santo Tomás Moro fue un abogado, político, pensador, teólogo y escritor de Inglaterra,  que luchó contra la reforma protestante.

Tomás Moro es martir de la Iglesia Católica.

Su vida en un convento

El santo fue terciario franciscano y vivió como laico en un convento cartujo.

Durante su vida conventual, se dedicó a realizar estudios religiosos.

Finalmente, dejó el convento para retomar su profesión como abogado.

Vida pública

Luego de abandonar el convento, se casó y fue padre de cuatro hijos y fue miembro del Parlamento.

En 1516 escribió su libro más importante “Utopía”, lo que atrajo la atención de Enrique VIII, quien lo designó en importantes cargos, llegando al cargo de Canciller.

Pero en el año 1530 no firmó la carta de nobles y prelados que solicitó al Papa la anulación del matrimonio real, para permitir al rey dejar a su esposa y casarse con otra.

Entonces en 1532 renunció a su cargo de canciller.

Por último, en 1534 se negó a firmar el Acta de Supremacía que representaba un repudio a la supremacía papal.

El martirio

El Acta de Supremacía de 1534 disponía la condena a quienes no la aceptaran.

Por su negativa a firmarla, el 17 de abril de ese año Santo Tomás Moro fue encarcelado, al igual que San Juan Fisher, obispo que se rehusó a obedecer al rey como “cabeza” de la iglesia.

El santo murió decapitado el 6 de julio de 1535.

Dijo San Juan Pablo II al declararlo patrono de los gobernantes y los políticos: “La historia de Santo Tomás Moro ilustra con claridad una verdad fundamental de la ética política. En efecto, la defensa de la libertad de la Iglesia frente a indebidas injerencias del Estado es, al mismo tiempo, defensa, en nombre de la primacía de la conciencia, de la libertad de la persona frente al poder político. En esto reside el principio fundamental de todo orden civil de acuerdo con la naturaleza del hombre”.

Su Fiesta

Se celebra cada 22 de junio.

Oración del Buen Humor de Santo Tomás Moro

Concédeme, Señor, una buena digestión,
y también algo que digerir.

Concédeme la salud del cuerpo,
con el buen humor necesario para mantenerla.

Dame, Señor, un alma santa que sepa aprovechar
lo que es bueno y puro, para que no se asuste ante
el pecado, sino que encuentre el modo de poner
las cosas de nuevo en orden.

Concédeme un alma que no conozca el aburrimiento,
las murmuraciones, los suspiros y los lamentos y no
permitas que sufra excesivamente por ese ser tan
dominante que se llama: YO.

Dame, Señor, el sentido del humor.
Concédeme la gracia de comprender las bromas,
para que conozca en la vida un poco de alegría y
pueda comunicársela a los demás.

Así sea.

Categorías
Santos

San Juan de la Cruz

El gran poeta místico.

San Juan de la Cruz es Doctor de la Iglesia y junto a Santa Teresa de Jesús fundó la Orden de los Carmelitas Descalzos.

Su nombre de nacimiento era Juan de Yepes Álvarez y a los veintiún años ingresó a la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

El primer nombre que tuvo como fraile carmelita fue Juan de San Matías.

Su insatisfacción con la vida religiosa que llevaba

Juan no estaba a gusto con la experiencia contemplativa que tenía y conoció a Santa Teresa de Jesús.

La santa lo convenció sobre la necesidad de encarar una reforma de la orden carmelita y la acompañó en la fundación de las carmelitas descalzas.

Posteriormente funda la orden de carmelitas descalzos masculina y adopta el nombre de Juan de la Cruz.

Persecución y Encarcelamiento

Las reformas que promovió San Juan de la Cruz,  provocaron conflictos de jurisdicción entre los carmelitas calzados y los descalzos.

Por eso es encarcelado y llevado al convento de frailes calzados donde comparece ante un tribunal, que pretende que se retracte de las reformas promovidas.

El santo se niega y queda en prisión durante ocho meses en el convento.

Con la ayuda de un carcelero, logra fugarse y se refugia en el convento de carmelitas descalzas de Toledo.

Su Fiesta

Se celebra cada 14 de diciembre

Poema de San Juan de la Cruz

(Fragmento del Cántico Espiritual)

Esposa:

¿Adónde te escondiste,
amado, y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste,
habiéndome herido;
salí tras ti, clamando, y eras ido.

Pastores, los que fuerdes
allá, por las majadas, al otero,
si por ventura vierdes
aquél que yo más quiero,
decidle que adolezco, peno y muero.

Buscando mis amores,
iré por esos montes y riberas;
ni cogeré las flores,
ni temeré las fieras,
y pasaré los fuertes y fronteras.

(Pregunta a las Criaturas)

¡Oh bosques y espesuras,
plantadas por la mano del amado!
¡Oh prado de verduras,
de flores esmaltado,
decid si por vosotros ha pasado!

(Respuesta de las Criaturas)

Mil gracias derramando,
pasó por estos sotos con presura,
y yéndolos mirando,
con sola su figura
vestidos los dejó de hermosura.

Esposa:

¡Ay, quién podrá sanarme!
Acaba de entregarte ya de vero;
no quieras enviarme
de hoy más ya mensajero,
que no saben decirme lo que quiero.

Y todos cantos vagan,
de ti me van mil gracias refiriendo.
Y todos más me llagan,
y déjame muriendo
un no sé qué que quedan balbuciendo.

Mas ¿cómo perseveras,
oh vida, no viviendo donde vives,
y haciendo, porque mueras,
las flechas que recibes,
de lo que del amado en ti concibes?

¿Por qué, pues has llagado
aqueste corazón, no le sanaste?
Y pues me le has robado,
¿por qué así le dejaste,
y no tomas el robo que robaste?

Apaga mis enojos,
pues que ninguno basta a deshacellos,
y véante mis ojos,
pues eres lumbre dellos,
y sólo para ti quiero tenellos.

¡Oh cristalina fuente,
si en esos tus semblantes plateados,
formases de repente
los ojos deseados,
que tengo en mis entrañas dibujados!

¡Apártalos, amado,
que voy de vuelo!

Categorías
Santos

San Ramón Nonato

El patrono de las embarazadas.

Ramón Nonato fue un religioso mercedario del Siglo XIII, que fue extraído del útero de su madre muerta.

Además de las embarazadas, es el santo patrono de los partos, las parteras, niños y personas acusadas falsamente.

El religioso mercedario

De acuerdo al carisma de la orden, Ramón se entregó como rescatador de prisioneros.

El santo rescató a varios cristianos y estando prisionero dio testimonio de su Fe, lo que dio como fruto numerosas conversiones.

El tormento

Las numerosas conversiones provocadas por su predicación, hicieron enojar a sus carceleros, quienes los torturaron numerosas veces.

El más cruel de los tormentos que sufrió fue la perforación de sus labios con hierro candente para colocarle un cerrojo en su boca e impedir su prédica.

El rescate

San Pedro Nolasco le envió a otros religiosos de la orden para rescatarlo.

Al regresar a España en 1239, Ramón fue nombrado cardenal por el Papa Gregorio IX pero fallece cuando iba camino a Roma.

Su fiesta.

La festividad de San Ramón Nonato se celebra cada 31 de agosto.

ORACIÓN A SAN RAMÓN NONATO

¡Oh! Glorioso San Ramón, a cuyo poder sometió Dios la tierra y los elementos, la salud y la enfermedad, la vida y la muerte, hallando en vuestra poderosa intercesión, abogado las doncellas, sucesión las casadas, defensa los que se ven calumniados, cosecha los labradores, puerto los náufragos, redención los cautivos, vista los ciegos y fin todos los males; por aquel ardiente tuyo, deseo de recibir el Santísimo Sacramento, que obligó a Jesucristo a darte de sus benditas manos la sagrada Comunión, te suplico intercedas por mí para que merezca frecuentar este celestial convite, y recibirle por Viático al fin de mi vida, y sobre todo que pueda obtener la gracia especial que os pido y la eterna felicidad de la gloria.

Amén.

Oración a San Ramón Nonato para un feliz parto

Oh excelso patrono, San Ramón, modelo de caridad para con los pobres y necesitados, aquí me tenéis postrado humildemente ante vuestros pies para implorar tu auxilio en mis necesidades. Así como era vuestra mayor dicha ayudar a los pobres y necesitados en la tierra, socorredme, te suplico, oh glorioso San Ramón, en esta mi aflicción. A ti, glorioso protector acudo para que bendigas al hijo que llevo en mi seno. Protégeme a mí y al hijo de mis entrañas ahora y durante el parto que se aproxima. Te prometo educarlo según las leyes y mandamientos de Dios. Escucha mis oraciones, amante protector mío, San Ramón, y hazme madre feliz de este hijo que espero dar a luz por medio de tu poderosa intercesión.

Amén