Las madres y los padres biológicos pueden visitar a sus hijos, aunque judicialmente se haya declarado su adoptabilidad

Suele suceder que un Juez o Jueza de familia por diferentes razones, declare el estado de abandono y adoptabilidad de los niños. Por considerar que ninguno de los progenitores, están en condiciones de ejercer su capacidad jurídica de tener a sus hijos o hijas bajo su custodia y además, no encuentra a ningún otro familiar en condiciones de hacerse cargo de los menores.

En estos casos, los niños quedan a cargo de un guardador, hasta tanto se produzca la adopción.  Pero esta situación, no implica que los niños pierdan el contacto con sus progenitores biológicos, dado que estos pueden solicitar la autorización judicial para tener un régimen de visitas.

Por lo tanto, los progenitores no pierden el contacto con sus hijos biológicos. El juez o jueza interviniente, determinará las condiciones y los apoyos que serán necesarios para que puedan desarrollarse esos encuentros y pueda reelaborarse el vínculo, para que los niños puedan resignificar la figura de los progenitores biológicos.

Deja un comentario